Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren  todos los días”- Benjamin Franklin

Visitantes en Web

Tenemos 35 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


El vino aporta a través de sus propiedades, diversos beneficios a la salud del ser humano, algunas de ellas son:

Propiedades del Vino

  • Es considerado un alimento completo.

  • Es una sustancia alimentaria que aporta al organismo algunos elementos perfectamente asimilables.

  • Es fuente de energía fácil de asimilar.

  • Está asociado con la longevidad, pues contiene vitaminas como la A, C y varias del complejo B como: biotina, colina, incositol, ciancobalamina, ácido fólico, ácido nicotínico, pridoxina y tiamina entre otros.

  • Contiene pequeñas cantidades de hierro, por lo que se debe ingerir vinos generosos en caso de anemia.

  • La tonicidad del vino tiene su origen principalmente en los taninos. Esta tonicidad se manifiesta tanto en niveles físicos, como psíquicos.

  • Es un medio natural de recuperación si es tomado después de un esfuerzo físico.

  • El vino tinto, sobre todo si es viejo, es particularmente indicado en períodos de convalecencia, o en el transcurso de enfermedades infecciosas.

  • El vino es un remedio terapéutico en la ansiedad y la tensión emocional, por ello varios expertos consideran que "el vino mantiene en un justo equilibrio la mente y los sentimientos".

  • Desarrolla propiedades euforizantes que disminuyen la depresión.

  • Es muy recomendado para controlar las anomalías alimenticias. Por ello el ingerir una o dos copas al día ayudan a nivelar el hambre.

  • Particularmente el vino blanco es diurético.

  • Los vinos blancos ácidos y también los cavas son ricos en tartratos y en sulfatos de potasio que actúan sobre los riñones, asegurando así una mejor eliminación de toxinas.

  • Contiene una fuerte concentración de sales minerales que son perfectamente asimilables. Entre ellas, se deben citar el calcio, potasio, magnesio, silicio y también zinc, flúor, cobre, manganeso, cromo y el anión mineral sulfúrico.

  • Tiene acción bactericida. Investigadores canadienses descubrieron que el vino tinto podía atacar ciertos virus, entre ellos los de la poliomielitis y del herpes.

  • Sus propiedades antisépticas son más elevadas cuando el vino es viejo.

  • Se ha comprobado que pacientes sometidos a tratamientos con penicilina y estreptomicina pueden consumir vino blanco sin ningún problema.

  • El vino es antialérgico, se opone a todo exceso de formación de histaminas, que es el elemento responsable de los fenómenos alérgicos. Por otra parte, la riqueza de manganeso y de vitamina B hace del vino un antialérgico.

  • Reduce el riesgo de contraer cáncer, pues contiene sustancias que activan la respiración celular. El consumo moderado protege contra los efectos patológicos de los radicales libres que provocan varios tipos de cáncer.

  • El vino es digestivo, porque es muy rico en vitamina B2, la cual permite eliminar las toxinas y la regeneración del hígado.

  • Participan de una manera activa en el metabolismo de las proteínas y de los glúcidos.

  • Estimula la segregación de los jugos gástricos. Es particularmente indicado con las carnes y pescados, pues facilita el proceso digestivo.

  • El consumo de vino tinto, fuente de taninos, actúa sobre las fibras lisas de la musculatura intestinal y aumenta así las propiedades peristálticas, siendo un medio suplementario para evitar el riesgo de constipación.

  • Aliado en el sistema cardiovascular.Diversos estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud indicaron que el consumo moderado y habitual de vino estimula los índices de la enzima Ald. DH en el hígado.

  • Acelera la depuración del colesterol, pues facilitan y refuerzan la acción de la vitamina C, necesaria para depurar el colesterol.

  • Estabiliza las fibras de colágeno que sirven de sostén a diversas arterias.

  • Reduce el riego de los accidentes cerebrovasculares isquémicos (obstrucción de una arteria del cerebro)

  • Disminuye las molestias de la artritis

  • Bloquean la progresión de las cataratas y la degeneración macular.

  • Evitan las tufaradas de calor en la menopausia

  • Reducen la periodontitis: una enfermedad infecciosa progresiva que afecta a las encías y a los huesos que rodean y dan soporte a los dientes, a menudo causando que éstos se muevan y que se produzca su pérdida permanente.

Advertencia: Tome con moderación. Si conduce no ingiera licor, cuide su vida y la de los demás.

Publicado en Vinos

Como elegir un buen vino tintoEl que no sabe nada de vinos corre el riesgo de perderse en la enorme cantidad de clasificaciones y estilos que existen. Te contamos algunas características que pueden ayudar para saber cuál elegir.

Algunos vinos son el resultado de la combinación de dos o más tipos de uva y, otros, están elaborados sólo con una variedad. Los denominados "varietales" son los que están compuestos, como mínimo en un ochenta por ciento, por la misma clase de uva.

Estas son algunas características de los diferentes cepajes (tipos de uva) que determinan el sabor y el aroma que tendrán los vinos varietales.

Cabernet Sauvignon: Es un vino con mucho cuerpo y estructura, muy potente. Tiene aromas muy definidos que varían según su zona de procedencia. Es el vino típico para acompañar asados y pastas rellenas con salsas intensas porque tiene buen peso.

Tintos:

Malbec: Este vino tiene un aroma muy natural a ciruela pasa. Es una uva versátil, se puede encontrar Malbec liviano, de cuerpo medio y de mucho peso. Generalmente lo que se busca en este cepaje es que sea suave y que su sabor persista. Es de color intenso y violáceo. Se puede acompañar con cordero, liebre y quesos maduros.

Tempranillo: Se utiliza para elaborar vinos con aroma dulce, a ciruela, que tienen un gusto muy suave. Puede acompañar cazuelas de pollo o mariscos, y está relacionado con la cocina mediterránea.

Merlot: En algunos paises es denominado el "primo hermano del Cabernet Sauvignon" porque tiene características parecidas,  pero con menos cuerpo y es más suave.

Es un cepaje muy elegante y muy untuoso en la boca. Puede acompañar muy bien al salmón, carnes desgrasadas como el lomo y mariscos.

Syrah: Se dice que es una de las uvas más antiguas del mundo y existen muchas versiones sobre su historia. Algunos aseguran que es de origen persa y que fue el vino que se sirvió en la última cena. Los Syrah más conocidos se elaboran en Australia y en algunas zonas del sur de Francia.

Su gusto es muy equilibrado, liviano y tiene poco cuerpo. Posee aroma a especias y es uno de los indicados para acompañar comidas especiadas como la tailandesa, también empanadas picantes, cordero, platos condimentados con curry o algunos platos de la cocina japonesa.

Pinot Noir: Tiene un aroma muy seductor a canela, su color es menos intenso y más transparente que el del Malbec y su gusto es muy suave. Se utiliza para la elaboración de vinos espumosos. Se acompaña con pato, pescados grasos y quesos mantecosos.

Publicado en Vinos

Como elegir un buen vino blancoChardonnay: La reina de las uvas blancas es original de la Borgoña francesa pero se encuentra en todas las zonas vitivinícolas del mundo. Posee aroma a frutas tropicales, banana y ananá, una buena acidez y cuerpo. Soporta muy bien el añejamiento en barrica de roble. Puede acompañar pastas con queso parmesano, frutos de mar, carpaccio de salmón, abadejo y arroz con vegetales.

Torrontés: De todos, los vinos es el que tiene más gusto a uva. Posee un aroma muy dulce, a frutas y flores como el jazmín. Acompaña empanadas, comida tailandesa y aromática.

Viogner: Es de color amarillo pálido y tiene aroma a durazno, damasco y pera. Su sabor es intenso, con buena acidez y cuerpo. Hay varias recetas que pueden ser acompañadas por este cepaje: salmón grillado, salsas de mariscos, abadejo, carpaccio, trucha y quesos.

Chenin: También llamado Pinot blanc. Es de color pálido y tiene aroma a durazno, damasco y manzana verde. Es suave y fresco por eso puede acompañar ensaladas, berenjenas asadas, pescados de mar y queso parmesano.

Sauvignon Blanc: Se caracteriza por su intenso aroma a pomelo rosado (también a pasto cortado y ruda). Es de color amarillo verdoso, muy ligero pero con buena acidez. Puede acompañar pescados, quesos, tallarines con pesto o pescados al natural (sin salsas).

Riesling: Es un  vino con aroma floral, a durazno, cítricos y resina, con una acidez muy equilibrada, alcoholes altos, y mucho cuerpo. Algunos vinos elaborados con esta uva se pueden guardar hasta veinte años (son pocos los vinos blancos que se pueden almacenar tanto tiempo). Se sirve con pescados de río, truchas de criadero, cochinillo, carnes y pastas.

Semillón: Se consideraba un vino de mesa y de baja calidad pero hoy se ha reivindicado. El aroma es especiado, frutal y meloso, tiene buen cuerpo, muy cremoso y de baja acidez. Puede acompañar pastas rellenas con salsas suaves o pastas secas con salsas intensas, cerdo o pollo.

Publicado en Vinos

La mayoría de los vinos tintos dan lo mejor de si servidos entre los 16ºC y los 18ºC. Un tinto servido caliente (más de 20ºC) es en general flojo, plano y sin vida.

Para el vino Malbec, y otros vinos tintos con cuerpo, la temperatura aconsejada es tomarlos a 17ºC. Quince minutos en el refrigerador o nevera  hacen maravillas para revivir los vinos tintos que han sufrido el calor; pero no tome el vino demasiado frío porque su sabor original se puede desvirtuar. Los tintos ligeros y frutales, como los vinos del año, son deliciosos cuando se sirven fríos, entre los 12ºC y los 14ºC.

Publicado en Vinos