Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

Aunque lo encontremos difícil de aceptar, nuestras palabras hirientes hacia otros o acerca de otros tienen un efecto negativo que se acumula en el plano espiritual, que a cambio genera sufrimiento personal y global. Para erradicar la oscuridad y caos de la existencia humana, debemos acabar con la fuerza paralela en los mundos superiores con ayuda del habla consciente.

Hoy, si no tienes nada agradable que decir, entonces no digas nada.

Visitantes en Web

Tenemos 43 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


AgradecerSe recibe cuando se da. Hay que arriesgarse para llegar a nuevos  territorios, y hay que dar las gracias para reforzar y elevar el funcionamiento de la vida. La gratitud es la madre de los demás sentimientos.

 

Generalmente la gente reclama aquello que no tiene y le gustaría tener, o lo que tuvo y perdió. Rara vez encontramos a alguien que da gracias por lo que tiene o por aquello que no tiene y no le gustaría tener.

La gratitud es escasa en este mundo, y por ello hay una falta de armonía e infelicidad en nuestra vida.

Agradezca diariamente aquello que tiene y le gusta, y el Universo continuará proporcionándole no sólo eso, sino también lo que no tiene y ni siquiera sabe que le gustaría tener.

 

AgradecimientoEstamos viviendo tiempos excepcionales, puedo sentir la ansiedad de mi corazón cuando miro los nuevos colores en el cielo. Se que algunos comprenderán lo que estoy diciendo y también se que son tiempos difíciles para la mayoría ya que el magnetismo esta estremeciendo los átomos de toda la realidad y literalmente el alma de todos se esta “sacudiendo las pulgas” para liberarlos de los sistemas de creencias que ya están obsoletos, lo que resulta incomodo, a veces doloroso y hasta angustiante. Pero tengan Fe… tengan certeza de que este remesón les permitirá acceder a una nueva forma de entender la vida, así que sáquense las pulgas (miedos, celos, resentimiento, culpas, etc.…) ya que en la nueva conciencia ya no tendrán necesidad de rascarse.

El tema que propongo para este posteo es el Agradecimiento, ese sentimiento especial que diriges al universo, a Dios, a tu divinidad o a algún santo en tu “lugar secreto”. Estoy seguro de que la mayoría de las personas se sienten profundamente agradecidas por la vida, los dones, la salud e incluso los desafíos que han enfrentado, y en su “lugar secreto” (intimidad del alma) expresan ese agradecimiento y se saben especiales ante los ojos de Dios, pero hay algo que no esta funcionando adecuadamente y que debe ser reparado de acuerdo a los nuevos tiempos.

¿Por qué si hay tanto agradecimiento en tu interior lo que expresas en tu vida no refleja ese sentimiento?

Cierra los ojos y obsérvate por un momento….

Observa tu discurso y tu actitud de cada día, ¿De que hablas todo el tiempo?, ¿Cómo es el mundo que describes en tus conversaciones?, ¿Cual es tu actitud frente a la vida?, ¿Hay facilidad, belleza, fe y abundancia en tu discurso diario? O … ¿En tu discurso hay limitaciones, dificultad, inconvenientes, rabias, carencias, etc…?...

¿Qué clase de pensamientos son los mas prominentes en tu cabeza?, ¿De que habla ese cuchicheo de tu cabeza?...

¿Como se conjuga entonces ese agradecimiento que sientes en tu “lugar secreto” y lo que expresas a diario en la vida?

He visto a personas “buenas”, de esas que dan todo por los demás, profundamente agradecidas de Dios, pero que en su actitud hacia la vida, en su semblante y discurso pareciera que viven en un mundo despreciable, se victimizan, ponen cara de desgracia, sufren por todo y por todos.

He escuchado una y otra vez a personas quejándose de la “mala onda que hay en el ambiente”… lo negativo que esta todo… y no se dan cuenta que ellos mismos están generando esa baja frecuencia.

He visto a padres y madres “haciendo familia” angustiadísimos con la cabeza puesta en el futuro y perdiéndose a sus hijos que están creciendo en el presente.

Veo a diario a gente “luchando” y “sobreviviendo” por lo que “podrían no tener mañana”, y no se dan cuenta de que siempre tienen lo que necesitan día a día, y no se dan cuenta de que siempre agradecen en su interior la bondad del universo que los ha provisto de las necesidades del día anterior pero “no creen” y “dudan” respecto a si esto continuará así de favorable en el futuro.

Escucho a miles de personas rezando el Padre Nuestro y diciendo “danos hoy el pan de cada día”, pero no comprenden lo que dicen y en su interior, movidas por el miedo, quieren en realidad el pan para todo el mes, o todo el año, incluso mejor si lo consiguen para toda la vida.

Muchos mantienen su discurso orientado a lo que “debería ser” en lugar de agradecer lo que “es”, con plena conciencia de que lo que “es” esta bien y es suficiente como para ser feliz.

Cualquier cosa que “creas necesitar” pregúntate ¿para que quiero esto?... ¿Es para manifestar lo que amo, lo que me gusta y disfruto o para calmar algún miedo o ansiedad?

La fe o certeza para vivir se ha puesto a prueba en miles de personas que en su interior agradecen y en su manifestación dudan. El miedo se ha exacerbado porque la luz esta entrando a raudales dentro de nosotros y aquellos que tengan duda todavía de su origen divino, deberán lidiar con las asperezas humanas y la soledad durante este periodo de cambio.

La nueva conciencia ya esta aquí, la nueva conciencia contempla al espíritu y la voluntad divina en el que hacer humano. La nueva conciencia no le teme a la vida ni a la muerte, solo disfruta el presente, tiene certeza de la abundancia del universo y agradece la vida tanto en su “lugar secreto” como en sus actitudes, pensamientos, reacciones y acciones.

Si eres un agradecido(a) por la vida, entonces manifiéstaselo al mundo entero. Que ese agradecimiento se transforma en una actitud de vida.



Autor: Alvaro Scaramelli-El Arte de sanarse uno mismo

Todo lo que se recibe es un regalo, incluso las experiencias más traumáticas pueden ser en realidad "llamadas de atención" y por lo tanto, regalos. La respuesta adecuada para cualquier regalo es la gratitud. En el fondo de nuestro corazón, podemos convertir el miedo en confianza valiente; los nervios y la confusión en quietud; el aislamiento se puede convertir en una sensación de unidad con los demás; la introversión en amor; y las reacciones irracionales en sentido común. La imaginación creativa de la gratitud nos dirá a cada uno de nosotros cómo conseguir estas cosas. Aquí tienes cinco gestos pequeños que te pueden ayudar a demostrar gratitud y mantenerte despierto.