Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

“La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar”- Thomas Chalmers

Visitantes en Web

Tenemos 39 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


Rituales para año nuevo

Calificar este artículo
(47 votos)
Ritos de Año NuevoEl origen de las celebraciones de ritos en el mes de diciembre comienza con nuestros antepasados, quienes festejaban la llegada del solsticio de invierno. En esta época, cuando la luz es más brillante, la magia de la naturaleza induce a las culturas a realizar rituales cargados de poder para invocar salud, prosperidad y protección para recibir al nuevo año.

Aunque la superstición es criticada como señal de ignorancia, estas costumbres son aceptadas por la sociedad.

Si quieres agregarle un toque mágico para recibir tu nuevo año, aquí colocamos una lista de las más arraigadas:

Las doce uvas: Cada persona debe comerse las uvas antes de las doce de la noche, si es posible una por campanada y pedir un deseo distinto en cada bocado.
Si te encuentras en Panamá, no te olvides de contar las semillas, ya que ése será tu número de la suerte para el año venidero. Y si lo haces en Perú, acuérdate de comerlas bajo la mesa.

Usar ropa interior amarilla: Esta es quizás, junto con las doce uvas, una de las costumbres más populares, ya que se dice que el uso del color amarillo atraer las buenas energías para el año entrante.

Más dinero: Hay quienes para garantizar la disposición monetaria reciben el año con un manojo de billetes entre sus manos.

Viajes: Para realizar el viaje de sus sueños la gente sale de su casa después de las doce con las maletas o bolsos de mano.

Espigas: El uso de espigas para adornar la casa traerá paz y buena suerte para los miembros del hogar.

Velas: También es frecuente el uso de una vela encendida para recibir el año y garantizar armonía y paz en el hogar.

Piedras: En muchos hogares se escogen tres pequeñas piedras que simbolizan salud, amor y dinero. Purificar el alma: Darse un baño de esencias para purificar el alma y recibir el año ligero, se ha puesto de moda con la entrada del nuevo milenio. Existe diversidad de aromas para cada caso y los más recomendados son: mandarina para la prosperidad y el dinero, rosas para el amor, y sándalo para limpiar las energías negativas.

Si quieres conseguir pareja: hay que darle el primer "Feliz año" a una persona del sexo opuesto. En México: dejar una maleta de viajar vacía tras la puerta principal de tu casa, asegurará que el año entrante sea de mucha prosperidad y muchos viajes por todo el mundo.


Abundancia y Suerte: Con este propósito, de acuerdo con los mexicanos y colombianos, nada mejor que las lentejas. Y aunque la intención es la misma, mientras los primeros se las comen, los segundos las tiran sin mirar donde caen. Los venezolanos, en cambio, confían su suerte a los garbanzos y no dudan en acompañar su cena de Año Nuevo con estas menestras para asegurar la buena suerte.


Ropa Interior: Las llamamos pantaletas, trusas, calzones, panties o bombachas, pero lo cierto es que estas prendas íntimas son cruciales a la hora de augurar un buen año. Para las argentinas serán de color rosado; para las peruanas y colombianas, amarillas y para las mexicanas, dependerá de qué es lo que más desean para el siguiente año. Si están en busca de amor será rojo intenso y si lo que buscan es dinero, amarillo "patito".



Brindis: Una costumbre muy conocida en varios de nuestros países, es la de brindar. Y aunque a algunos se les podrá pasar la mano, no hay mejor excusa para tomar champaña que en Año Nuevo.

En Colombia, por ejemplo, luego de hacer un brindis y beber la burbujeante bebida, se tiran las copas sobre el hombro y para atrás. Siempre que exista fe y buena voluntad se pueden hacer todos los ritos para atraer las energías positivas.

Claro, esta práctica no garantiza que nuestros deseos se cumplan, pero tendremos un buen ánimo para comenzar un nuevo año con buen pie.