Leyes Espirituales

Qué se entiende por Ley?

La Ley natural es el proceso por el cual lo oculto se revela. Todo lo que vemos viene de lo desconocido, todo lo que percibimos viene de algo que no sabemos que existe hasta que lo hacemos consciente.
La Ley es el proceso por el cual la Divinidad, el campo cuántico, lo in manifiesto, o como se quiera llamar, se pone en movimiento y se expresa.

Somos parte del Universo y es por eso que somos gobernados por las leyes espirituales. Necesitamos mantener un equilibrio como lo hace el resto de la naturaleza.

La vida siempre se mueve en ciclos, siempre habrá tiempos fáciles y tiempos difíciles, pero siempre las cosas mejoran. Para esa evolución el ser humano necesita seguir las leyes espirituales aquí en la tierra. Al mantener la conexión con las leyes espirituales experimentamos un sentimiento de unidad y vivimos el amor,  la compasión y la confianza. Nuestra mayor alegría es vivir en armonía con el prójimo y con nosotros mismos, nos llenamos de gozo, dejando a un lado el egoísmo, la envidia, y el rencor. Nos liberamos y vivimos para lo Divino.

1- La Ley de Potencialidad Pura (o de conciencia pura). Puede llamarse de muchas maneras, pero en realidad es el Ser, es lo que somos realmente.
Se estudia y se practica haciendo silencio, estableciendo un compromiso de no juzgar y estando en contacto íntimo con la naturaleza.

2- La Ley de Dar. Es lo mismo dar y recibir porque el universo fluye de esa manera y se ejercita aprendiendo a dar todo aquello que buscamos recibir.

Quiere decir: si lo que busco es amor, tengo que dar amor; si lo que busco es prosperidad, tengo que ayudar a otros a que sean prósperos.

3- La Ley del Karma Principio natural de la causa y el efecto. Cada causa tiene su efecto, todo efecto tiene una causa. Todo sucede de acuerdo a la Ley. Cuando se usa esta Ley con esfuerzo consciente, se producen resultados deseables en la vida de esa persona. Cuando se usa inconscientemente los resultados son desastrosos. Se los llama accidentes. Una de las causas mentales más comunes de estos resultados es el miedo. La causa del miedo es una falta de conocimiento acerca de Dios. Puede ser eliminado a través del conocimiento, la sabiduría y la comprensión de la Ley Universal. Dado que existen 7 dimensiones de realidad en las cuales pueden ocurrir las causaciones, no nos damos cuenta de la mayoría de las causas de ciertos efectos. Comprendiendo las Leyes Universales podemos operar en la gracia en lugar de acumular Karma

4- La Ley del Menor Esfuerzo. Es la favorita de muchos pero a veces es la que más cuesta porque estamos acostumbrados a hacerlo todo con el mayor esfuerzo. Concierne tanto al mundo material como al físico. Responde al hecho de lograr el mejor resultado posible con el menor gasto posible de energía. Existe un significado escondido en esta Ley: aquellos que desean trabajar constructivamente deben aprender a usar esta Ley de sentido común. Cuando está presente, se economiza tiempo, la energía se distribuye sabiamente.


5- La Ley de la Intención y el Deseo. Empezamos a hacernos conscientes de cómo desear y obtener. Se desea en el presente, se pone la intención en el futuro y se desapega del resultado. Si voy a tirar una flecha al blanco, tengo que tener mi atención en el presente, o sea, en tensar el arco hacia atrás y poner bien la flecha y tengo que dirigir mi intención en dar en el blanco. O sea, mi intención en el futuro, mi atención en el presente y al mismo tiempo, desapegar del fruto de la acción. Esto sería, "no me importa cuántos competidores hay en este torneo", "no me importa si voy a ganar un premio", "no me importa si voy a salir en las tapas de las revistas", "no me importa si voy a perder". Todo eso lo aparto de mí para tener pura atención en el presente, pura intención en el futuro y desapegarme del fruto de la acción. Las acciones que realizamos de esta manera adquieren mucha potencia.

6- La Ley del Desapego. El apego a uno mismo crea Karma. El desapego es posible cuando uno se da cuenta que el ser es vacío. El ser no existe como entidad separada. La comprensión conceptual de esta verdad no alcanza para lograr la liberación. Hay métodos para lograr desapego pero en general caen en dos categorías: conducta de desapego y práctica espiritual. A través de ellos es posible liberarse de los confines de una vida determinada karmicamente

7- La Ley del Dharma. Es la Ley del propósito en la vida. Todos venimos a la vida para cumplir un propósito y solamente nosotros podemos descubrir cuál es. Cómo expresar ese propósito y cómo usarlo para ayudar a los demás es parte de nuestro aprendizaje.

Esta Ley se activa preguntándonos, cuando vamos a hacer algo, "cómo puedo ayudar?" en lugar de "qué gano yo con eso?". Este solo cambio de pregunta interna, trae una gran evolución espiritual, hace que nuestro espíritu se haga presente y apoye nuestras acciones.

Recomendamos el ver Vídeo en la parte inferior de "Las sietes Leyes Espirituales del Éxito" del Dr. Deepak Chopra

 

 
"Las sietes Leyes Espirituales del Éxito" del Dr. Deepak Chopra Fuente: Youtube