Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

“Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes” - Khalil Gibran

Visitantes en Web

Tenemos 41 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


Día por Día me Supero
Some Rights Reserved
  • A tu perro le gustan las caricias mucho más de lo que imaginas

    Solo con decirles “Buen perro” no basta. Sorprendentes estudios muestran que los perros prefieren que les hagan cariño a los elogios verbales. “Yo gasto la mitad de mi día pensando en mi perro”, escribió en un correo a The Huffington Post el coautor del estudio, el Dr. Clive Wynne, profesor y director del Centro de Ciencias Caninas de la Universidad del Estado de Arizona. “Ella siempre se ve como si eso fuese valioso para ella. Es muy impresionante descubrir que lo que uno le dice a los perros no parece ser gratificante para ellos después de todo”, añade.

    Para una parte del estudio —publicado en el diario online Behavioural Processes— los investigadores observaron a 42 perros de albergues y mascotas de hogares particulares, mientras un perro interactuaba a la vez son dos personas. Una persona le hacía cariño mientras que la otra lo elogiaba. Los investigadores midieron cuanto tiempo se demoraba el perro en elegir con qué persona interactuar y por cuánto tiempo se mantenía con cada una de ellas.

    Para el próximo estudio, 72 perros de albergues y mascotas fueron llevados individualmente a un cuarto con solo una persona —un extraño para los perros de albergues y los dueños para aquellos que eran mascota. Las interacciones entre la persona y el perro fueron grabadas durante tres a ocho minutos. Cada sesión variaba según si la persona acariciaba o halagaba al perro o  ambas, o si no tenía interacción alguna.

    ¿Qué fue lo que encontraron los investigadores? Lo perros mostraron más interés con las personas que los acariciaban. Aún más sorprendente, los perros no mostraron ningún interés en la interacción vocal y en aquellos que no interactuaron con ellos.

    “Yo me sorprendí cuando la única alternativa disponible, el halago vocal, tampoco le llamó la atención a los perros”, contó en un email al The Huffingtong Post la coautora del estudio,  la Dra. Erica Feuerbacher, profesora asistente de antrozoología en Carroll College en Helena, Montana. Ella condujo la investigación mientras obtenía su doctorado en la Universidad de Florida.

    ¿Por qué los perros prefieren las caricias antes que los halagos verbales? Feuerbacher notó que en estudios previos se demostraba que el ritmo cardíaco de un perro y la presión sanguínea disminuía cuando era acariciado por humanos —algo similar ocurre con el contacto entre humanos, el cual puede ayudar a la salud humana también–.

    A pesar de estos descubrimientos, Wynner dijo que él no ha parado de hablarle a su perra. Pero ahora, señaló: “Yo reconozco que esto lo hago más para mi beneficio que para el de ella. Y este estudio no dice que no puedes entrenar a tu perro a que reconozca el cariño vocal. Si los halagos vocales  van acompañados con recompensas que al perro le interesan (comida, caricias, etc), ellos van a aprender a valorarlo”.

    Fuente: Huff Post
    Traducción: UPSOCL


  • ¡Somos lo que creemos!

    Somos lo que creemos. Valemos lo que tenemos en la mente y en el alma. Alcanzamos lo que soñamos con toda intensidad

    Nadie triunfa por casualidad. Cada hombre exitoso posee una filosofía de vida que lo lleva a tomar decisiones correctas en los momentos precisos.

    Mañana sólo vas a cosechar aquello por lo que te partiste el alma hoy.

    Sólo los de mente arcaica piden limosna; son inútiles, aunque tengan veinte años de edad. Pero tú eres joven mentalmente. Tú puedes lograr tus sueños.

    Comienza a hacer lo que te corresponde, hoy mismo. Haz que tu mejor esfuerzo se convierta en tu mejor plegaria.

    Tienes inteligencia, voluntad, conciencia; todos los elementos para triunfar. Si no logras tus anhelos es que no pagaste el precio.

    ¡Actúa! ¡Deja de suspirar y hacerte el mártir! ¡Si no triunfas, es porque no quieres! No inventes excusas. Sal al campo de batalla. Hazte oír, hazte valer.

    Si no crees en ti, nadie lo hará; si no levantas la mano por temor a la crítica, podrías morirte y nadie te echaría de menos.

    ¡Lucha! ¡Incluso un poeta luchador es mejor que un poeta aislado! El hombre que se dice intelectual y se retira permanentemente, en realidad es un perezoso.

    Los seres ordinarios tienen pereza de pagar el precio. Quieren llegar a la cima sin prepararse ni moverse.

    Los mediocres ven al triunfador y lo minimizan, pero no se dan cuenta de que el triunfador ha dado la vida por sus anhelos.

    Las ideas te hacen libre o esclavo. De ideas positivas te sostienes para salir del fango, como si fueran ramas de un árbol que se inclinan hacia ti.

    La medicina para superar tropiezos es esforzarse, cambiar de actitud, lograr una nueva mentalidad y un incremento en tu autoestima.

    ¿Estás abatido? El árbol podrido en que te refugiabas fue tragado por el pantano; caíste al fango y has permanecido en él. Sacúdete el lodo, ten el coraje, la fuerza y la fe para mover tus alas anquilosadas hasta que logres elevar el vuelo rumbo al bosque fértil que te está esperando.
    No importa lo que se haya vivido, no importan los errores que se hayan cometido, no importan las oportunidades que se hayan dejado pasar, no importa la edad; siempre estamos a tiempo para decir “basta”, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar muy alto y muy lejos del pantano.

    Autor: Carlos Cuauhtémoc Sánchez


  • Horóscopo de la Semana (20 al 27 de Septiembre)

    Por la Astróloga Adela Ferrer 

    ARIES Continuaréis con la buena racha. Estabilidad laboral y vientos favorables para que demostréis la valía. Eso sí, el dinero todavía andará un poco despistado; no obstante, poco a poco, mejorará la tendencia. El tono vital, vigoroso; y una alegría desbordante. Y con la pareja, juegos malabares y filigranas. Saltitos risueños.

    Amor, 4. Salud, 5. Dinero, 3.

    TAURO En la esfera sentimental os sentiréis flotar: nubes esponjosas os acariciarán la piel para devolveros un bienestar impensable. Y es que la dulce yema de los dedos obra maravillas. Además, os servirá para fortalecer los músculos, que andáis un pelín flojos. De dinero, un notable alto. Y faena, a mansalva. Masaje muy especial.

    Amor, 4. Salud, 3. Dinero, 4.

    GÉMINIS Ahora toca liquidar cuentas con el pasado, actualizar los objetivos y atender al entorno, pues ya no podréis ir por libre, y habréis de hacer concesiones. Esto vale tanto para el ámbito personal como para el profesional. Cuidad la salud (ojo a los riñones). Y con la pareja, respetad su espacio. Que circule el aire.

    Amor, 3. Salud, 3. Dinero, 4.

    CÁNCER Tomaos el tiempo necesario: la vida no es una competición, sino un aprendizaje. Y vale más el conocimiento que el dinero (ya veréis: vuestra pareja os lo agradecerá). Reponed energías: necesitáis descansar. En el trabajo, obtendréis el merecido reconocimiento. Y en cuanto a dinero, sin dificultades. Vieja sabiduría.
    Amor, 4. Salud, 3. Dinero, 4.

    LEO Con la pareja, salidas, excursiones, escapadas, ¡oys!, en plan tierno; aunque no almibarado, que una cosa es el cortado y otra, el bombón. La salud, impecable, pues gozaréis de sobrada energía y un ímpetu fuera de lo común. La faena, sin novedad. Y respecto al dinero, todavía andaréis un pelín flojos. Senderos por descubrir.

    Amor, 5. Salud, 4. Dinero, 3.

    VIRGO Vigilad las articulaciones: mirad bien dónde ponéis los pies y las manos, ¿hm? Mejoría económica, respecto a la semana anterior; de hecho, las perspectivas serán excelentes. En el trabajo, no os dejéis llevar por las emociones y mantened las distancias. Y en la esfera íntima, la pareja os volverá loquitos... Poros abiertos. 

    Amor, 4. Salud, 3. Dinero, 4.

    LIBRA Trabajad la comunicación, en especial, con la pareja, puesto que ese será un punto flaco que no podéis descuidar. Sinceridad acompañada de suavidad en las formas; ése es el secreto. El tono vital, vigoroso: ¿natación o bicicleta? De dinero, el justo para pasar. Y en el trabajo, eficiencia y discreción. En la cresta del pedal. 

    Amor, 3. Salud, 4. Dinero, 3.

    ESCORPIO La vida esconde dos secretos: conocerse bien y lograr un equilibrio; por ello, hay que huir del miedo y desarrollar la voluntad. ¡Hale, hale! Para la promoción de vuestro cometido profesional, esta semana emplearéis las redes sociales. De dinero, un notable alto. Y con la pareja, clima entrañable. Uve doble, uve doble...

    Amor, 4. Salud, 3. Dinero, 4.

    SAGITARIO Un billete de 500 neuros, como bandera: homenaje a la codicia. Por suerte, trabajo no os faltará y vuestra reputación continuará en ascenso. El resto es cuestión de paciencia, y de descanso: tomaos un respiro y desprendeos de tanta tensión. Con la pareja compartiréis una actitud lúdica. Que te pillo y que te como.
    Amor, 4. Salud, 2. Dinero, 3.

    CAPRICORNIO Como, al final, todo acaba relacionándose con todo, procurad que el mal humor no impregne otras áreas de la vida. Respirad hondo y renovad el aire, tratad de amoldaros a las circunstancias y no os enfadéis si los asuntos laborales se tuercen. Poco a poco, regresará la normalidad. Ejercicios de reconversión.

    Amor, 3. Salud, 3. Dinero, 3. 

    ACUARIO En el terreno económico notaréis la mejoría, ya que, además de una entrada inesperada de dinero, la suerte estará de vuestra parte; también se producirá un importante avance profesional. De salud, espléndidos, y daréis buena muestra de ello; tanto es así que la pareja os habrá de poner freno. Freno de mano, claro.

    Amor, 4. Salud, 4. Dinero, 4.

    PISCIS Echaréis la casa por la ventana. Ilusión y frenesí que transmitiréis a la pareja, y juntos armaréis la marimorena. ¿El motivo? Un reconocimiento profesional que os llegará por sorpresa, y la reacción será exultante. Por otra parte, a nivel económico, tampoco os podréis quejar, conque sed generosos. Repartiendo sana alegría. 

    Amor, 5. Salud, 3. Dinero, 4.



  • Si no cojo, me quedo sin...
    LA LEY DE LA VIDA
    La vida (y aquí en la tierra, nosotros representamos la vida más perfecta) lleva dentro de sí una ley, un instinto = la multiplicación, el despliegue y el crecimiento.

    La simiente que lanzamos a la tierra tiene necesidad de continuar viviendo, de crecer, de desplegarse, de multiplicarse, de superarse a sí misma en una vida cada vez más plena.

    Esta es una ley de la propia vida, algo inscrito en ella como necesidad, instinto, deseo. Y si esta ley encuentra obstáculo que impide su cumplimiento, la vida se malogra y muere.

    Esta ley, inscrita en la raíz misma de la vida tiene necesidad de medios para hacerse realidad.

    Una simiente, por ejemplo, tiene necesidad de tierra, de agua, de sol, de substancias minerales especiales.

    Además, cada simiente requiere, de acuerdo con su especie algunos cuidados complementarios.

    Estas son las llamadas necesidades básicas. Se trata de cosas indispensables para que la vida pueda dar cumplimiento a la ley que lleva dentro de sí: vivir y vivir de forma cada vez más exuberante.

    Hay otras cosas que no son básicas, pero si necesarias para que esa vida mejore en calidad. Son cuidados especiales que, cuando tomados, llevan esa simiente no sólo a una vida más exuberante, sino también a un desarrollo que se traduce en frutos y simientes de una calidad superior.

    Esto es posible porque cada simiente, también lleva dentro de sí una ley de evolución. 

    Si esas necesidades básicas no son atendidas, la vida decae y muere. La vida se malogra, falla y acaba.

    ¿Y nuestra vida?

    También nosotros llevamos en nuestro interior esa ley.

    Somos una vida que para realizarse necesita crecer, ser más abundante cada vez y desarrollarse. Esto es lo que trae energía, paz, equilibrio, alegría, felicidad... y un deseo cada vez mayor de vivir y de ayudar a otros a que vivan.

    Mucha gente piensa que sólo se puede vivir a costa de la vida de los semejantes y así no dejan vivir a los demás. No hay nada más equivocado que eso.

    Una pregunta: ¿Te parece que el autor de todas esas maravillas, de esos mundos sin fin, de tantas especies de vida, que derrochó abundancia por todas partes y que puso en el interior de cada vida la ley del crecimiento, dejaría de dar los medios para que esa ley pudiese transformarse en realidad? ¿Pasa por tu cabeza que un ser tan perfecto podría imponer una ley y no dar los medios para poder cumplirla?

    TODO AQUELLO PARA CUYO USO ESTAMOS CAPACITADOS LO PODEMOS ALCANZAR.
    Alcanzarlo es la mejor manera de llevar a su plenitud nuestra vida y la forma de vida en que mejor se manifiesta Dios a través de nosotros. Puedes alcanzar todo lo que verdaderamente quieras.
    Puedes llegar a tener todo lo que de verdad desees.

    El deseo, en el fondo no es otra cosa que la energía intentando manifestarse y queriendo materializarse. Pero sólo deseamos realmente algo cuando conseguimos imaginarlo como posible y cuando creemos que lo podemos alcanzar.

    Un ejemplo: Si consigo imaginar el cáncer como algo que tiene curación y llego a creer que puedo curarlo y a querer realmente curarlo, acabaré encontrando el camino para su curación.

    Imaginar algo que creemos que es imposible no nos da ninguna apertura de visión por mayor que sea nuestra imaginación.

    Pero la imaginación, unida al deseo y a la fe en la posibilidad de lo que se imagina, tiene el poder de hacer realidad todo lo que se desea.

    VIVIMOS EN UN MUNDO DE ABUNDANCIA
    Fui como invitado a una fiesta en una iglesia de los suburbios de Sao Paulo.

    En medio del salón había una enorme tarta. La comunidad se había reunido, no me acuerdo ahora con que motivo, para compartirla. La verdad es que nunca había visto una tarta tan grande.

    Mientras el sacerdote decía algunas palabras de bienvenida, las personas miraban la tarta como si estuviesen hipnotizadas.

    Cuando el sacerdote terminó de hablar, fui a saludar a un amigo que acababa de llegar. Y cual no fue mi sorpresa cuando mi amigo, antes de que tuviese tiempo de saludarle, me dijo: "Mira, mira detrás de ti".

    Miré... y quedé atónito con lo que vi: El panel que unos segundos antes hacia de soporte de la tarta estaba vacío, limpio.

    La tarta había desaparecido. Sólo veía pedazos de ella en las manos y en las bocas de las personas. Nunca después he visto nada igual. Fue algo increíble.

    SI NO COJO, ME QUEDO  SIN
    La idea de que la vida y el mundo ofrecen sólo recursos limitados nos lleva a comportamientos parecido como el de aquella comunidad.

    Pensamos que el mundo es una tarta y que si no somos "listos"  nos quedaremos sin nada. Siendo así, es necesario disputar para conseguir algo. Para conseguir llegar a la tarta y hacernos con el mayor pedazo posible, utilizamos los llamados métodos competitivos, donde lo que importa es conseguir, sea como sea, lo que se quiere.

    Estamos en un mundo de abundancia. No es un mundo de cosas contadas. No es una tarta que si unos comen otros se quedan sin nada. Es porque lo imaginan así por lo que muchos se matan para conseguir un pedazo.

    Eso crea revueltas, odios, violencia, enemistades.

    Se aplica la ley de la selva, la ley del más fuerte, aquella ley que dice: "Amistad es amistad, negocio es negocio".

    Si aplicamos esa ley, estamos comportándonos como seres poco evolucionados, como quien todavía está en una fase de vida subconsciente.

    Pero la verdad es que estamos en un mundo muy diferente de ese. Podemos crear todo lo que somos capaces de imaginar. NO VA A FALTAR NADA SI SOMOS CAPACES DE CREER EN LA ABUNDANCIA.

    No hace mucho tiempo, los periódicos decían que el petróleo se estaba acabando y que en pocos años faltaría totalmente.

    Eso sacudió la economía de muchos países pues el petróleo subió de precio y pasó a ser racionado. Creó un desequilibrio en la balanza comercial de muchos países.

    ¿Pero por que? ¿Por qué tanta desesperación? Porque el petróleo era el elemento fundamental del combustible energético que movía el mundo.

    Bastó pensar que el petróleo se podía acabar para que muchas cabezas se pusiesen a buscar otras formas de energía que lo sustituyesen.

    Surgieron diversos combustibles para motores, combustibles con desempeño mucho mejor e incomparablemente más baratos.

    Sin embargo, muchas de esas posibilidades fueron archivadas porque obligarían a paralizar una buena parte del mercado petrolífero y esto no interesaba a una cierta minoría.

    Lo que quiero probar con este pequeño ejemplo es que estamos en un mundo de abundancia.

    Nunca faltará lo que sea necesario para el crecimiento de la vida en el universo.

    Se habló de falta de agua potable para la humanidad y poco después se encontraba la fórmula para extraer del mar todo el agua potable necesaria, un agua incluso mucho mejor que la que tenemos.

    Y así podríamos multiplicar sin fin los ejemplos.

    Estamos en un mundo de abundancia.

     Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 269 Volumén 2: ¿Quién Eres Tú?


  • El niño tirano

    La característica que más aflora en un niño tirano es que consigue lo que desea a través del llanto, berrinche, pataleos, enojos, irritabilidad, cerrazón, obstinación.

    Estos niños pueden llegar a destruir un lugar, dañar a otros o a sí mismos, demostrando su gran frustración o enojo por no obtener el resultado esperado.


    No les importa lo que los otros quieran, sino su propia satisfacción. Quieren algo ya y lo deben conseguir, de lo contrario todos sufrirán las consecuencias.


    Otra característica es que muestran total intolerancia y frustración cuando alguien les marca un límite, más aún si no son sus padres. Esto se da porque a menudo, en el contexto familiar, no están acostumbrados a recibir un claro “hasta aquí puedes llegar”. Sienten que pueden hacerlo todo. No tienen el concepto —porque no se lo han enseñado— de respeto, cuidado al otro, paciencia.

    Manipulan las situaciones a su gusto: “ahora quiero, ahora no quiero”; “esto sí o esto no”. Toman decisiones que les quedan muy grandes para su corta edad y manejan un poder difícil de sobrellevar.
    Por eso cuando no pueden conseguir manipular algo, como es de costumbre, cuando quisieran que otra persona o niño haga lo que ellos quieren y no consiguen tal resultado, no pueden aceptarlo, se tiran al piso, faltan el respeto a todo que quiera intervenir. Manifiestan una conducta totalmente desproporcionada para lo que ameritaba la situación.

    Estos niños creen que pueden hacer lo que quieren con el mundo y esto no es real. El mundo no les permitirá hacerlo todo.

    ¿Cómo se originan estas conductas?
    Es importante aclarar que un niño no nace tirano, se hace tirano y esto es algo que está ocurriendo mucho hoy en día.

    Hay una actual corriente educativa que busca generar una educación flexible. Y comprende esta flexibilidad como una educación de “dejar ser y hacer”. Muchos padres desde esta visión temen ser autoritarios, dejan que los niños tomen decisiones de pequeñas a grandes. No saben cómo decirles “no”; titubean, temen bloquearles sus capacidades o su libertad. También esto sucede cuando no se quiere repetir la propia experiencia que se tuvo en la niñez. “Mis padres me lo han prohibido todo, jamás repetiré algo así con mi hijo”. Durante el paso del tiempo se ha visto desfilar distintas corrientes pedagógicas que intentaron ofrecer lineamientos con lo que respecta a la educación del niño: Libertad total, libertad parcial, ningún tipo de libertad. Sin embargo descubrimos que no hay recetas, sino que el punto es encontrar el equilibrio, sin irse a extremos, buscar en cada momento y situación la respuesta más acorde para el niño que tenemos a nuestro lado.

    Otras veces no hay una reflexión previa, como plantee anteriormente. Existen aquellos padres, madres, docentes que no saben poner límites. No poseen el ímpetu, fortaleza y decisión interna para sostener una pauta. Son blandos de carácter, indecisos, inseguros. No hacen consciente la trascendencia que esto puede tener en la educación del niño, no trabajan dichos aspectos y lastiman al niño por no ofrecer un ingrediente de absoluta necesidad para ellos: los límites.

    En definitiva, tenga la raíz que tenga, lo que sucede es que estos adultos, desde los primeros años del niño, claudican continuamente ante sus peticiones y caprichos.


    Se sienten conmovidos ante el llanto del niño, y por no querer hacerle daño a su psique, generarle un bloqueo, o no pueden mantener firmeza alguna, se sienten incapaces de ver al niño “sufrir”, acceden a todos sus deseos.



    También sucede que, por evitar el conflicto, los gritos o el llanto del niño, ante la primera señal de malestar, cambian su parecer y retiran el límite.


    Algunas veces sucede también que entre el padre y la madre no hay acuerdos y tienen diferencias importantes en el estilo educativo. Uno accede a todo lo que este le reclame, y el otro se niega a criar un niño caprichoso porque ve las consecuencias que tiene. Pero al fin de cuentas, el niño recibe doble discurso y termina decidiendo por quien más le conviene.

    Esto no es cuidado ni amor, son nuestras propias carencias disfrazadas de ello. Estamos analizando —desde nuestro propio miedo, limitaciones o falta de información— lo que es mejor para el niño y al final del camino le generamos un mayor daño.


    Es fundamental reevaluar qué concepto de amor y cuidado tenemos. Si amor significa para nosotros permisividad total.


    ¿Qué necesitan estos niños?
    El niño en su interior, en realidad, no se siente ni poderoso ni seguro; se percibe solo, des-contenido, débil. Sus referentes, padres o adultos a cargo, en vez de darle seguridad, le demuestran que no saben qué hacer con él y cómo dominar, guiar o calmar su mayor intranquilidad.


    El niño se da cuenta de que puede manejar a todos a su gusto, y esto le genera tal angustia, que toma una actitud tirana, para demostrarse y mostrarse fuerte, ante un mundo totalmente inseguro. 

    Lo que más desea, en el fondo, es que el adulto tome su lugar y lo coloque a él en el suyo. Quiere que le diga “Basta. Descansa. Estas seguro a mi lado”, y esto se hace a través de claros y definidos límites, con amor, seguridad y confianza.


    Los niños necesitan pautas, normas, hábitos, lo cual no significa que con ellos los anulemos o controlemos, sino todo lo contrario. Gracias a ello sostenemos su espíritu para que, tanto en los primeros años como en todo su proceso de desarrollo, se sientan contenidos, protegidos, amados y respaldados por adultos seguros. Lo hacemos para que este niño sea verdaderamente libre.

    Manténgase persistente en las decisiones. No quiebre su decisión en cuanto el niño insiste de las maneras que más lo cansan y molestan. Manténgase firme en el corazón, no bajo amenazas. Sepa que está dando amor.

    Respire tranquilo, usted no está cayendo en el autoritarismo. Si usted no sostiene su decisión, no marca una sana autoridad, el niño no registrará fondo alguno. Tendrá la sensación de estar cayendo una y otra vez al vacío, deseando que alguien lo tome con firmeza y lo proteja. Pero el adulto no lo hace, porque cree que el niño está volando en libertad.

    No se sienta culpable de su rol, sino bendecido por la oportunidad de guiar a un ser maduramente. Cuando usted logra guiarlo sanamente significa que también ha crecido, se ha auto-superado y la relación gracias a ello ha dado un salto.



  • Test: ¿Qué edad tiene tu cuerpo?

    La cultura tiene códigos de apariencia presunta para cada edad, y de hecho el "número" del cumpleaños trae una lista de complejos y bellezas propios de cada tiempo de la vida.

    Sin embargo, la cantidad de años no es lo mismo que la edad de nuestro cuerpo. Uno se pregunta: ¿Se es viejo a los 35, a los 50 o cuándo? Para darse una idea, Madonna tiene 48 años pero su cuerpo 35; mientras Britney Spears, con 25 reales, parece de 30. 

    Según un investigador inglés experto en longevidad, David Niven Miller, "el cuerpo tiene memoria" y de allí sacó su nuevo libro Juventud: una guía práctica para retardar el envejecimiento, que el Daily Mirror desentraña con un impresionante test que determina nuestra "segunda" edad, la del cuerpo. 

    Test
    A los años de vida hay que sumarle o restarle según las respuestas. Los factores que inciden son sorprendentes: 

    1. ¿Con cuántos amigos usted comparte sus problemas? 
    a) Con ninguno (un año más viejo, +1) 
    b) Con uno a tres amigos (medio año más joven, -0,5) 
    c) Con cuatro o más (un año más joven, -1)

    2. ¿Cuántos abrazos o besos recibe por semana? 
    a) Ninguno (un año más viejo, +1) 
    b) De uno a tres (medio año más joven, -0,5) 
    c) Cuatro o más (un año más joven, -1)

    3. ¿A qué edad cree que se va a morir? 
    a) Antes de los 75 (dos años más viejo, +2) 
    b) Entre los 76 y los 90 (un año más viejo, +1) 
    c) Entre los 91 y 99 (+0) 
    d) Después de los 100 (dos años más joven, -2)

    4. ¿Puede tocarse los talones con sus piernas derechas? 
    a) Fácilmente (-1, un año más joven) 
    b) Si empujo un poco (0) 
    c) Casi puedo (medio año más viejo, +0,5) 
    d) Entre 2 y 5 cm. (+1) 
    e) Ni cerca (+2)

    5. ¿Cuál es la forma de su cuerpo? 
    a) Obesa (+3) 
    b) Claro sobrepeso (+2) 
    c) Cinco kilos de sobrepeso (+1) 
    d) Perfecta para mi altura (-1,5) 
    e) Por debajo del peso (-1)

    6. ¿Cuán grande es su barriga? 
    a) No puede notar su forma total por lo grande (+1) 
    b) Redonda (+0,5) 
    c) Casi chata (+0) 
    d) Chata (-0,5)

    7. ¿Con qué frecuencia siente cansancio o fluctuaciones de energía en el cuerpo? 
    a) Casi todos los días (+2) 
    b) Casi todos los días después de almorzar (+1.5) 
    c) A veces (+0.5) 
    d) Nunca (-1)

    8. ¿Fuma? 
    a) No, nunca fumé (-3) 
    b) Dejé hace 5 años o más (-2) 
    c) Dejé hace 3 a 5 años (-1) 
    d) Dejé hace uno a tres años (+0) 
    e) Dejé este año (+1) 
    f) Fumo (+3)

    9. ¿Cuánto más ha bebido en un día el último año? 
    a) Tres tragos (vasos o copas) o menos (+0) 
    b) Cuatro tragos (+0.5) 
    c) Cinco o menos (+1.0) 
    d) Más de cinco (+1.5)

    10. ¿Tiene muchos arreglos dentales o sus encías sangran cuando las cepilla? 
    a) Encías que sangran y/o 11 o más de los dientes arreglados (+1.5) 
    b) 4 a 10 dientes arreglados (+1) 
    c) 1 a 3 dientes arreglados (+0.5) 
    d) No (+0)

    11. ¿Toma gaseosas o jugos frutales industriales? 
    a) Nunca (-1) 
    b) Uno a tres vasos por semana (+0.5) 
    c) Cuatro a seis vasos (+1) 
    d) Más de siete (+2)

    12. ¿Confía en latas y comidas en conserva? 
    a) Para todas las comidas (+3) 
    b) La mayoría (+1) 
    c) Para menos de la mitad de mis comidas (-1) 
    d) Nunca uso comida procesada (-2)

    13. ¿Cuántas veces por semana se siente demasiado lleno después de comer? 
    a) Más de siete veces (+3) 
    b) De 3 a 6 (+2) 
    c) De 1 a 2 (+1) 
    e) Nunca (-1.5)

    14. ¿Cuántos resfríos sufrió el último año? 
    a) Cinco o más (+1.5) 
    b) Tres o cuatro (+1) 
    c) Uno o dos (-0.5) 
    d) Nunca (-1)

    15. ¿Tomó antibióticos los últimos cinco años? 
    a) No (-2) 
    b) Una a dos oportunidades (+2) 
    c) Tres o más oportunidades (+5)

    16. ¿Cuántas veces por semana camina o realiza ejercicio por 30 minutos o más? 
    a) Nunca (+1) 
    b) De 1 a 2 (+0) 
    c) De 3 a 4 (-0.5) 
    d) Cinco o más (-1.5)

    17. ¿Cuántas veces por semana hace ejercicios de fuerza muscular? 
    a) Nunca (+1) 
    b) Una o dos (+0.5) 
    c) De 3 a 5 (-1.5) 
    d) Seis o más (-0.5)

    Resultados:

    Si es más viejo que sus años, no es tarde para hacer algo. Estudios indican que hacer ejercicio tiene resultados instantáneos y que cambiar la alimentación aunque se tengan entre 40 o 50 años hace una gran diferencia para la longevidad. Cualquier cambio que pueda hacer bajará la edad del cuerpo. El autor del test dice que los mejores resultados se producen cuando se modifican la dieta, los niveles de estrés y el ejercicios físico. 

    Si tiene la misma edad de sus años, las chances son buenas. Es el resultado que más irrita a la gente porque quieren ser más jóvenes, pero la noticia es que sólo se necesita cambiar un solo hábito para bajar la edad corporal. 

    Si su cuerpo resultó ser más joven que sus años, bien hecho. 
    Conscientemente o no, usted es una persona que naturalmente disfruta de la salud.


  • Solo hay un límite, el que tú te pones
    Desde niño, una de mis alegrías ha sido siempre contemplar el cielo estrellado.

    Viví hasta los treinta años entre el mar y las montañas. Y tanto en el mar, como en lo alto de una montaña, el cielo tiene una grandeza especial.

    Tanto me gustaba mirar aquel inmenso mar de estrellas que conocía la mayor parte de las que se podían ver a simple vista.

    Conocía las constelaciones y su movimiento en cada estación del año. Las veía retornar, con precisión extraordinaria, cada una a su lugar y a su debido tiempo. Recuerdo cuando empecé a interesarme por todo ese universo lleno de misterios y abierto siempre a nuevas conquistas.

    Habíamos acampado en las montañas que separan España de Francia, en la Cordillera de los Pirineos.

    Era un lugar maravilloso, cerca de una presa entre dos valles famosos: Salazar y Roncal.

    La noche estaba estrellada, como hace mucho tiempo no he visto otra igual.

    Todas las noches nos reuníamos alrededor de la hoguera y allí cada uno hablaba de lo que sabía. Hablábamos de todo, reíamos, cantábamos... Es una experiencia que sólo se comprende cuando se pasa por ella: Experiencia profunda de contacto con la naturaleza, con la vida, con la abundancia, con lo ilimitado del macrocosmos o del microcosmos. No hay límites, a no ser los que nosotros mismos pongamos.

    Cuando no somos capaces de avanzar más, en vez de reconocer que otros saben, tal vez, más que nosotros, sencillamente negamos realidad a lo que no entendemos considerándolo absurdo o imposible. 

    Aquella noche, el responsable del grupo, al reunirnos nos dijo: Hoy vamos a comenzar nuestro encuentro con la hoguera apagada. Vamos a contemplar el cielo.

    Nos sentamos sobre la hierba en un hermoso claro, entre la presa y el bosque, y empezamos a mirar el cielo.

    Era una noche de gran nitidez, como he visto pocas. Miles de estrellas nos miraban, e imagino, sonreían viendo nuestros rostros de admiración.

    ¿Veis esas estrellas? Son cientos de veces mayores que la tierra, cientos de veces mayores que el propio sol.

    Si me prometéis silencio, os contaré algunas de las maravillas del universo.

    Nos acomodamos rápidamente. En un momento, se podía oír hasta el silencio que acabábamos de hacer.

    Mirad el cielo ¿alguien puede contar las estrellas que ve? Mirándolas, los antiguos imaginaban cosas que conocían aquí, en la Tierra: animales, carruajes... y así agruparon las estrellas en constelaciones a las que dieron nombres como Toro, León, Osa Mayor y Menor...

    Pero aunque veamos tantas estrellas, las que vemos son poquísimas comparadas con las que existen. Por ejemplo... ¿estáis viendo aquellas? Son las que forman la constelación Gemelos. Sólo conseguimos ver seis. Pero si usáramos un telescopio y focalizásemos esa área de la constelación Gemelos veríamos más de tres mil estrellas.

    ¿Y aquella nebulosa que parece un camino blanco? Da la impresión de una tenue zona de niebla, pero si la observamos con el telescopio lo que vemos es un inmenso enjambre de estrellas que brillan más que el Sol. Son millones y millones de estrellas. Añadamos a ellas las que estamos viendo en el cielo entero. Todas juntas no son sino una muestra de una galaxia, de nuestra galaxia, que se desliza por el espacio acompañada en perfecta armonía, por miles de galaxias iguales o mayores que ella.

    ¿Y la Tierra, que nos parece tan grande? ¿Donde está? ¿Qué representa? Es un pequeño planeta de una pequeña estrella a la que hemos dado el nombre de Sol y que forma parte de una constelación.

    La tierra es 1.300.000 veces menor que el Sol. ¿Y las distancia? El Sol está a 149.489.000 Kms de la Tierra... Para que os hagáis una idea de lo que esto significa, si viajásemos en línea recta, en un tren, a 100 Km/hora, sin parar un instante, llegaríamos al Sol después de 170 años.

    ¿Y la estrella más cercana a la Tierra? Es la estrella Alfa, de la constelación de Centauro. Su distancia es 260.000 veces mayor que la distancia entre la Tierra y el Sol.

    Esto quiere decir que la distancia entre la Tierra y la estrella alfa, en kilómetros, es 260.000 multiplicado por 149.489 Km.

    A esta altura yo ya me había perdido en los números y no escuchaba más. Lo único que sentía, y esto con fuerza, era que formaba parte de un universo ilimitado de posibilidades, de un universo que, para nuestro modo de ver, es infinito, porque nunca, por más que lo desvelemos, llegaremos a agotarlo, nunca llegaremos a sus límites.

    Formamos parte de un universo ilimitado.

    Jamás me olvidaré de aquella noche.

    Decidme: ¿El que hizo toda esa maravilla pudo tener la intención de poner límites a las cosas? Todo en la naturaleza es abundancia. Nuestra mente tiene el poder de crear todo lo que es capaz de imaginar, creer y desear. 
       
    EDUCADOS PARA LA LIMITACIÓN
    Desgraciadamente somos educados para la limitación.

    Pero ¿Por qué? Porque nuestros padres también lo fueron, así como lo fueron nuestros abuelos...

    Es hora de pensar, de usar nuestra creatividad, de cambiar.

    Piensa un poco. Ya en tiempos remotos, los que detectaban el poder, no queriendo perderlo, se valían de todos los medios para controlar sin muchas complicaciones a la mayoría.  

    A través de las instituciones oficiales se iban colocando en las mentes ideas de limitación que acababan reduciendo la vitalidad y la energía.

    Antiguamente, esto se hacía de una forma más directa.

    Hoy se hace de un modo más sutil. De cualquier manera, la intención continua siendo la misma: limitar para controlar.

    Universidades que deberían estar abiertas a todo lo que pudiese ser una respuesta a las transformaciones, no pasan, a veces, de defensoras de conceptos ya superados.

    Religiones que deberían abrirse a mundos de riqueza infinita, pues Dios es infinito, nos limitan constantemente con ideas como: No valemos nada; somos todos pecadores y no podemos ser otra cosa, pues nacemos del pecado... Dios ama de manera especial al pobre... !Ay de los ricos!... Debemos tener resignación.

    !El mundo se va a acabar!...

    !Qué interesante! En verdad, pobre y rico no significan tener o no tener, sino mezquindad o corazón abierto y generoso que por amar la vida la multiplica y se complace en ella.

    Un día Jesús contó una parábola muy sugestiva, la parábola de los talentos. Leed con atención su conclusión: "A quien tiene más, se le dará más. Al que tiene menos se le quitará incluso lo poco que tiene".

    ¿Habéis pensado alguna vez en eso? Parece que tenemos aquí algo diferente de aquella idea de pobre y rico, de tener y no tener.

     Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 269 Volumén 2: ¿Quién Eres Tú?


  • Feng Shui. ¿Qué hacer si tus ingresos no te alcanzan?
    RITUAL PARA ATRAER INGRESOS A TU VIDA...
    Debido al movimiento energético universal, se están desplazando muchas energías de escasez. A pesar de esto, nadie puede cambiar nuestro pensamiento y atracción de prosperidad.

    Tu eres creador de lo que quieres, de lo que te llena a plenitud y de decidir hacia dónde quieres ir.  ¡NO TE LIMITES!  Tú eres un ser rico y próspero capaz de conseguir lo que deseas y esto abarca el aspecto económico.

    ELEMENTOS NECESARIOS:
    • 01 Cofre o cajita  de madera  con el símbolo o sticker del FÚ.
    • 08 Monedas chinas
    • 02 Espejos 10 x 10 cm (puedes usar 02 espejos circular)
    • 01 Moneda de tu animal del zodiaco
    • 01 Colgante de jade (puede ser una gatita atrae dinero)
    • 01 Buda dorado pequeño
    • 09 Cuarzos o cristales
    • Tela roja
    • Papel rojo
    • Vela de color naranja


    PROCEDIMIENTO:
    Forra por dentro  el cofre o cajita de tela roja.

    Coloca en el fondo el sticker del símbolo FÚ.  Coloca y pega los espejos (uno arriba y otro abajo dentro de la caja).  Después introduce las piedras de cuarzo y las monedas chinas.  Poner el símbolo del Animal Chino, el colgante de jade o gatita atrae dinero, el Buda dorado.

    Por último escribe en el papel rojo tu petición  "Aumento mis ingresos". 
    Una vez que tengas todo dentro del cofre o cajita, ciérralo y ponlo en la coordenada SUR, donde este 2014 está volando la Estrella del Dinero o Prosperidad.


    Conságralo con la vela de color naranja y repite  el mantra OM  DZAMBHALA JALAN DRAYE SOJA,  agradeciendo tu fortuna, prosperidad y lo positivo que el Universo te va a dar.
    También puedes colocar tus estados de cuenta de ahorros, cuenta corriente, solicitudes de préstamo o crédito, fotos de la casa que deseas tener.

    **Significado del Mantra:  OM DZAMBHALA JALAN DRAYE SOJA (MANTRA DE LA RIQUEZA)
    Se pronuncia OM SAMBALÁ JALAN DRAYE SOJA.

    Lo puedes decir también  cuando actives y limpies tu billeteras, dinero, cuentas bancarias, chequeras.

    Cuando se trancan los caminos de la abundancia plena recuerda:

    Evitar criticar, no estés en energías de cizañas o de limitaciones.

    ¡Agradece! Cuando lo haces el Universo empieza a darte grandes acontecimientos y te conecta con personas en escenarios o en procesos de nuevas oportunidades.

    Sana cosas de tu pasado, no sigas en la queja ni en el dolor o tristeza.

    ¡Honra a tu familia! recuerda que como tus padres lo hicieron fue perfecto.  Honra  a esa persona de tu familia que no tuvo oportunidad de, por ejemplo, comenzar un negocio.

    ¡Acepta la abundancia en tu vida!  Identifica en ti falsas ideas que causan tus carencias. 

    ¡Ábrete a la abundancia infinita!


    Ana María Balarezo
    Especialista en Feng Shui


  • Sopa de letra que refleja tu personalidad.

    Según la psicología emocional, las 3 primeras palabras que encuentres en esta sopa de letras reflejan aspectos importantes de tu personalidad. Busca las tuyas y encuentra su significado!

    Soñador / Soñadora: Sabes más que nadie que nada se realizó sin que antes se hubiera imaginado, y por esta razón imaginas a cada momento la realidad que quieres para tu vida, recordando siempre que tienes en tu interior la fortaleza suficiente para conseguir todo aquello que deseas y trabajando con amor y valentía hasta lograr cada uno de tus propósitos.

    Servicial: Eres una persona auténticamente servicial, muy afectuosa, generosa y considerada y por estas razones las personas se sienten atraídas hacia ti como abejas a la miel. Sin embargo debes ser consciente de la tendencia a involucrarte demasiado en la vida de los demás.

    Entusiasta: Te caracterizas por ser una persona que asiste a la vida con curiosidad, optimismo y espíritu de aventura, como un niño en una tienda de caramelos que mira el mundo con ilusionada expectación por todas las cosas buenas que va a experimentar. Tu mente pasa con rapidez de una idea a la siguiente, lo cual te hace muy ocurrente y capaz de sintetizar información.

    Pacifica: Eres una persona muy interesada en evitar todo tipo de conflictos. Por esta razón puedes llegar a ser muy cautelosa y generalmente apegada a los comportamientos rutinarios, predecibles y seguros. Tienes un especial talento mediando discusiones de manera justa e inteligente.

    Triunfadora: Te destacas por ser una persona capaz y triunfadora en muchos aspectos de la vida. La gente suele admirarte por tu estilo y sus logros personales y sabes lo agradable que es desarrollarse y aportar al mundo tus capacidades.

    Líder: Es muy probable que no te sientas del todo satisfecho con la realidad y sientas la necesidad de mejorar las cosas a tu alrededor. Buscas razones a todo lo que sucede y tienes la habilidad de explicar muy bien a los demás como deben ser las cosas. Es importante que pongas mucha atención al hábito poco saludable de trabajar compulsivamente.

    Leal: Sueles invertir tu tiempo y su energía en todo aquello que consideres que te proporcionará seguridad y estabilidad y eres muy leal a tus amigos y fiel a tus creencias acerca del a vida y el mundo.

    Creativa: Tienes una manera de ver el mundo y la vida que te permiten generar ideas frescas y muy útiles, ya sea que se trate del mundo laboral o personal. Las personas disfrutan mucho de tu compañía por tu humor y porque siempre tienes una historia asombrosa y divertida para contar.

    Optimista: Eres una persona que reconoce que a veces las cosas no son como uno quisiera, pero siempre son como deben ser. Tienes la capacidad de ver el lado bueno de la vida y por esta razón las personas habitualmente disfrutan de tu presencia y suelen recurrir a ti para contagiarse de tu positivismo y alegría.

    Valiente: Eres una persona que entendiste que es parte de la vida cometer errores, pero que lo realmente importante es ser valiente, aprender de ellos y seguir caminando; por eso avanzas siempre con paso firme y que crees en tus propias ideas, instinto y sensaciones.

    Fuente: Ser Feliz es Gratis.org


  • ¿Quién Eres Tú?
    "No esperes un milagro, Se tú el milagro" 
    -Alejandro Ariza



    Tú eres una vida que es capaz de modificar su mundo, transformándolo, haciéndolo mejor y más bello.

    ¿Quién eres tú? Eres una vida llena de posibilidades.

    El ser humano es un ser muy complejo dentro de su simplicidad. Importa conocerlo, para saber hasta donde puede llegar y por que no llega.

    ¿Por qué la mayor parte de los hombres vive de frustración, en frustración?... ¿Por qué la vida acaba siendo algo vacío y sin sentido?... ¿Por qué hay tanta miseria, pobreza, enfermedad, limitación?...

    ¿Quién eres tú? ¿Has nacido para eso?... No. Tú has nacido para triunfar, para ser feliz, para poseer en abundancia todo lo que necesitas para crecer y nunca para padecer cualquier clase de privación o enfermedad.

    Voy a enseñarte como acabar con todo eso. Pero antes de nada voy a decirte quien eres, como funcionas y por que no eres feliz.

    Supongo que habrás visto alguna vez esos carruajes que todavía circulan en algunas poblaciones rurales. En los días de fiesta desfilan por las calles dando colorido al lugar como las flores al campo en primavera. Pero lo que aquí nos interesa ahora es ver los elementos que componen el carruaje y como funciona este.

    Fundamentalmente los elementos son tres: el carruaje propiamente dicho, el caballo y el cochero.

    Cuando esos tres elementos están bien conjugados, el carruaje se desliza con soltura y elegancia por las calles del lugar dando la sensación de fluidez y desenvoltura. 

    Pero supónte que la palanca del freno está totalmente levantada. Prepárate para ver algo impresionante.

    El caballo tiene que hacer un esfuerzo enorme para llevar consigo el carruaje y si lo consigue será arrastrándolo mientras sus ruedas presas chirrían con gran desgaste de la calle, de las ruedas, del caballo e, incluso del cochero. Todo el conjunto está sometido a un estado de violencia desgastante que en poco tiempo se traducirá en una parada total.

    Supónte otra cosa: El cochero no controla al caballo. El caballo va para donde quiere y si se desboca podrá ocasionar un accidente con daños para el carruaje, para el cochero y para terceros.

    Imagínate una tercera posibilidad: El cochero tiene miedo del caballo y lo detiene con las riendas con tanta fuerza que no le deja salir del lugar. Está claro que así no irá a ningún lugar.

    Una cuarta situación: El cochero se siente muy superior al caballo y orgulloso, piensa que no necesita de él para nada. Entonces lo suelta y lo deja ir. ¿Qué va a ocurrir? El no tiene fuerza para llevar el carruaje, pero es eso lo que tendrá que hacer si quiere salir de donde está. !!Qué situación!.

    Vamos a comparar nuestro ser con ese carruaje. Podremos sacar conclusiones muy interesantes. Poco a poco, a medida que avance el curso iremos viendo el alcance de esta comparación.

    Hay en nosotros un carruaje (nuestro cuerpo), un caballo (lo que llamaremos "el subconsciente" : nuestros instintos y emociones) y un cochero (nuestro ser consciente: el pensamiento y la voluntad).


    El cuerpo es movido por el subconsciente. Este es el responsable por el movimiento de aquel. Los instintos y las emociones dan vida al cuerpo. En el subconsciente está toda la energía vital del organismo, los mecanismos automáticos que hacen que el cuerpo funcione con salud, deslizándose satisfactoriamente a lo largo de la vida.

    Con frecuencia, el subconsciente es menospreciado porque se ve en él algo de naturaleza animal, ya que nosotros somos seres... espirituales.

    Como veremos más tarde, cuando tratemos de la utilización de toda nuestra fuerza y capacidad para nuestra realización, este es uno de los grandes errores.

    Es verdad que hay en nosotros un elemento de carácter espiritual, pero este sólo actúa mediante nuestra naturaleza humana y esta tiene como base el subconsciente, que es el motor fundamental de la vida.

    ¿Te acuerdas de la importancia del caballo en el carruaje?

    Pues la importancia del subconsciente en el conjunto de nuestro ser es todavía mayor.

    Cuando dejamos de lado esta verdad nos ocurre lo mismo que al cochero que por considerarse superior al caballo lo retiró del carruaje.

    El consciente no está hecho para hacer andar el carruaje, sino para controlar el conjunto, para saber lo que se quiere y para dirigir con su voluntad al caballo que, este sí, llevará el carruaje a donde quiera el cochero.

    Cuando  el consciente, orgulloso de su parte espiritual, menosprecia la parte animal, se ve en la necesidad de desarrollar eso que llaman "fuerza de voluntad", que normalmente es vista como una virtud !Hay tantos errores confundidos con virtudes y tantas virtudes confundidas con errores!.

    ¿Pero para que sirve esa "fuerza de voluntad" que, por una gracia especial de Dios, tendrían algunas personas? Sirve para hacer andar al carruaje, ya que hemos descartado al caballo que tendría que moverlo.

    Cuando bloqueamos o menospreciamos el subconsciente, que es el mecanismo automático que necesitamos para seguir viviendo, nos vemos obligados a depender de esa "fuerza de voluntad" y nos ponemos a controlar manualmente el mecanismo de una máquina -nuestro cuerpo- que no conocemos. Nada de extraño, por tanto, que empiecen a aparecer consecuencias desastrosas: enfermedades, irritaciones, nerviosismos, desinterés por la vida.

    Hay personas que si se levantan de la cama es por su fuerza de voluntad, si comen es por su fuerza de voluntad, si trabajan es por su fuerza de voluntad. Hasta dormir pretenden hacerlo usando su fuerza de voluntad. Viven haciendo fuerza constantemente. Nada fluye naturalmente son raras las cosas que hacen con gusto, con alegría, con placer. La vida no se desliza con suavidad y elegancia. Vivimos a base de "fuerza de voluntad" hasta que un día nos vence el peso del carruaje y entramos en un stress del que no salimos nunca más. Y entonces sentimos que nuestra vida no tiene más sentido, o peor todavía, que nunca lo ha tenido.

    Lo que debemos tener es "voluntad", esto sí.

    Voluntad es saber lo que queremos e ir en pos de ello con la fuerza y la energía de quien fue hecho para eso.

    La voluntad es la gran arma del consciente, la gran fuerza, capaz de dirigir para donde quiera la energía de quinientos caballos, si viene al caso. El cochero no ha sido hecho para competir en fuerza con los caballos. Tampoco ha sido hecho para anularla. Ha sido hecho para dirigir, para orientar, para direccionar esa fuerza.

    Saber lo que se quiere es el papel del consciente. Materializar lo que se quiere es el papel del subconsciente.

    Más adelante veremos que aquí está uno de los secretos para conseguir cualquier cosa que se quiera.
    Nuestro poder está en la armonía de todas nuestras partes constitutivas: subconsciente, consciente y lo que llamaremos superconsciente.

    Lo analizaremos por partes.

    Eres algo tan maravilloso que puedes considerarte ... EL MAYOR MILAGRO DEL MUNDO.

    PUNTOS PARA RECORDAR
    1- !Que bella es la vida! La vida es la razón de toda esa maravilla que es la creación. Puede, a veces, estar curvada por el peso de los problemas, pero aun así continúa siendo el motivo fundamental de la creación. El mundo es diferente porque existes tu.

    2- !Tu eres una vida capaz de modificar tu mundo, de transformarlo, de hacerlo mejor y mas bello. Viniste a este mundo para triunfar, porque posees una vida que lleva escrita dentro de ella esta orden: Crece, multiplícate, desarróllate. Sube a la altura que quieras. Posees todos los mecanismos necesarios para llegar a donde desees.

    3- Eres un ser hecho para poseer una unidad perfecta dentro de una cierta complejidad. Cada una de tus partes constitutivas debe sentirse como una unidad perfecta dentro de otra unidad mayor. A medida que esta unidad mayor vaya siendo conseguida, estarás adquiriendo toda la fuerza necesaria para caminar, crecer, realizarte y tener éxito. Como el carruaje, que, si está bien concertado, puede llegar sin desgaste a cualquier lugar.

    4-Eres un ser hecho de cuerpo, instinto, emociones, razón, amor, libertad y trascendencia. Y eso es lo mismo que decir que eres cuerpo, subconsciente (instintos y emociones), consciente (razón, voluntad) y superconsciente (amor, libertad, trascendencia).

    5- El secreto para conseguir cualquier cosa que queramos está en la armonización, en la unidad de todo ese conjunto humano.

    6- Tú eres algo maravilloso -ERES EL MAYOR MILAGRO DEL MUNDO.

    Continuará....

     Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 269 Volumén 2: ¿Quién Eres Tú?


  • Test para saber cómo está tu karma

    ¿Qué es el karma?
    Cuántas veces escuchamos: “Todo vuelve multiplicado”. Obviamente, lo bueno y lo malo. Eso es karma. Acción-reacción. Causa-efecto. Jesús diciéndolo para todos los tiempos: “El que siembra cosecha”.

    Los tibetanos enseñan: “Fuera de ti, no hay refugio”, es decir no podemos escapar de nosotros mismos. Ya los amos de la tierra, decían: “El que las hace, las paga”. Nadie escapa de sus propios pensamientos, emociones y acciones.

    ¿El karma es negativo? ¿Todo karma es terrible? De ahí la frase, “¡Que Karma!” que ya es parte del inconsciente colectivo, y mención automática frente a todo tipo de situaciones penosas que transita alguien o nosotros mismos.

    No, el karma, no es necesariamente de polaridad negativa, suele ser, sí, el que más impacta. El karma es neutro, puede rumbear para uno u otro lado, según el grado de maduración que tengamos. Lo cierto es que cada acto, genera una consecuencia; si el acto ha sido noble, servicial, virtuoso, se convierte en lo que los difusores espirituales, y tantos maestros ancestrales, llaman Dharma, el buen karma.

    ¿Cómo Captar Nuestro Estado Kármico?
    Para darte cuenta si estás teniendo un karma muy provocador como consecuencia de deméritos acumulados o por el contrario, muy luminoso como efecto de méritos bien merecidos, indaga en estas cinco preguntas:

    Primera pregunta kármica:  ¿Cómo está tu salud? Según la edad cronológica, biológica que tengas.
    ¿Estás más sano que enfermo? ¿Descuidaste la alimentación? ¿Vives con constante estrés? ¿Estás autodestruyendo al cuerpo con adicciones o lo amas tanto por permitirte experimentar esta vida, que lo cuidas?

    Segunda pregunta kármica: ¿Cómo estás en cuanto a abundancia en todas las áreas de tu vida?
    ¿Estás carente y necesitado o tienes lo necesario para vivir confortablemente? ¿Te sobra o te falta?

    ¿Sientes que no tienes lo que requerirías para una calidad digna de vida? Cuando crees en ti la abundancia comienza a fluir. ¿En qué punto no te conectas con tu verdadera abundancia? ¿Sientes que mereces recibir? ¿Realizas acciones que te mueven hacia alcanzar tus objetivos?

    Tercera pregunta Kármica: ¿Cómo estás en tus relaciones afectivas?
    ¿Tienes relaciones sanas o enfermas? ¿Tienes tensión con las relaciones más cercanas o por el contrario, son distendidas, cálidas y enriquecedoras? Con la gente clave de tu vida, ¿estás en armonía o en conflicto?

    Una relación sana es cuando fluyes en estado de tranquilidad y se potencian a ser mejores personas cada día. Expresan su amor de manera incondicional y no procuran daño al otro. La relación enferma, está en continuo conflicto, queriendo sacar provecho de la relación. La persona quiere caprichosamente controlar al otro como si fuera su posesión y desea que le sirvan sin importar el bien mayor de ambos, solo le importa el bienestar propio, el de su ego. Se apega, se aferra y no quiere soltar porque el otro representa una ilusoria completitud del vacío interno.

    Cuarta pregunta kármica: ¿Cómo estás de tus endorfinas?
    Las endorfinas son las hormonas de la felicidad. ¿Cómo generas estas hormonas que tanto benefician a la salud? Realizando actividades que te den placer, que te eleven en dicha y te hagan sentir que el tiempo se detuvo. El arte te ayuda a potenciar este estado interno.

    Si no te  conectas con el placer de vivir, todo tu sistema te va a expresar su frustración, desazón, y angustia. ¿Estás haciendo cosas que te dan placer? Leer, cantar, caminar, meditar, hacer yoga, bailar, pintar, etc. ¿Estás riendo mucho y disfrutando o padeciendo tu paso por el planeta?

    ¿Las horas de tu trabajo, son un deleite o por el contrario? Si la respuesta es no, te pregunto: ¿Qué es lo que te hubiera gustado hacer hasta ahora que no te atreviste? Genera  ideas que te animen. Cambia el ámbito. ¿Qué talento aún no te animaste a explorar?  ¿Qué es lo que te tiene frustrado por no estar desarrollándolo hasta ahora?

    Quinta pregunta kármica: ¿Cómo estás de tu conexión espiritual?
    Es decir, ¿Te interesa captar las grandes preguntas de la vida? ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy? ¿Cuánto me va a durar el cuerpo? y ¿soy sólo un cuerpo o mucho más?

    Cuándo este cuerpo se enferme o esté en el último tiempo de vida corporal, ¿me siento fuerte de enfrentar ese momento? ¿Confío en que soy más que lo que creí que era? ¿Conozco mi alma, mi esencia, aquello que no cambia?

    El cuerpo cambia, todo pasa pero lo que nunca muere es nuestra esencia fundamental que es eterna y siempre completa. ¿Estás amando lo suficiente o estás pidiendo a gritos que te amen, mendigando afuera lo que aún no te animaste a generar internamente?

    Para que el despertar surja, tiene que surgir la noche oscura del alma, que es ese momento en que el mundo exterior ya no nos satisface más y necesitamos llenar el vacío que nada nunca pudo completarlo. Todo lo que antes te deslumbraba: reuniones, vacaciones, relaciones de pareja, salidas, ya no te llena, ahí sucede el despertar. La búsqueda de un sentido más profundo y trascendente de la vida. Generalmente cuando nos enfrentamos a la muerte, recibimos ese cachetazo divino para que volvamos a vivir con sentido una vida que se llame vida.

    Finalmente se comprende que nunca, nada ni nadie va a llenar tu vida hasta que te aparezcas en tu vida. ¿Esperas que el mundo te complete o ya sabes quién eres? Te importa más lo que tu conciencia capta de ti mismo o vives pendiente de la mirada ajena para sentirte bien. La conciencia te va a acompañar toda tu vida. El ego muere y es tan efímero como las nubes.

    Una vez que hayas respondido a las cinco preguntas, logra un equilibrio en las áreas más bajas.


    El único momento en que puedes  modificar tu karma es aquí y ahora. Genera nuevos esquemas y patrones de conductas. Cambia las acciones que te enfermaron. Si tu salud no está muy bien, haz modificaciones en cuanto a la alimentación, movimiento del cuerpo, ejercicios físicos. Si no hay demasiada abundancia, creé en ti, sé humilde, agradecido, sé simple y precipita lo que realmente mereces.

    Para reforzar las endorfinas, anota en un papel lo que amas hacer, tus hobbies y aquello que cada vez que lo haces,  sientes que el tiempo no existe. Vive relaciones sanas, libérate de los apegos que te lastiman.



    Indaga en tu ser, en tu verdadera esencia.


    No hay maestro, que no reitere, los prodigios de una vida dharmica, una vida a favor de la vida, mientras que si la acción, como suele ser la mayoría de las causadas por la ignorancia y el adormecimiento, son perjudiciales hacia cualquier forma de vida, el karma que regresa como un boomerang, sobre quien emano la energía, es sabiamente duro, causando dolor, desde ya multiplicado en proporción a la acción causada.

    Aún ese karma negativo, según las enseñanzas espirituales, se considera bienvenido, y perfecto, porque nos da la chance vertiginosa, de acceder a un nuevo nivel de experiencia e información y habiendo entendido la lección, dejar de repetir ese tipo de conducta.


    Sólo que el hombre no usa el discernimiento y vuelve a quemarse una y otra vez con la misma llama. 



    ¡Atrévanse a ser nuevas personas!


    ¡Puedes ser una nueva persona cada día a cada instante, aquí y ahora!



  • La iatromatemática, un horóscopo que nos dice de qué enfermaremos
    Para muchos el horóscopo ya es parte de la vida diaria. Y es lógico, ya que la fecha de nacimiento le da un significado especial a nuestra vida. Pero más allá de eso, de si se cree o no, existe una teoría que explica la relación entre la astrología y la salud.

    Dependiendo de la estación del año en que nacemos, el horóscopo nos dirá las enfermedades a las cuales somos más propensos y cuánto tiempo viviremos. A este tipo de ciencia, se le llama "iatromatemáticas" (del griego; iatro: médico; matemáticas: conocimiento) y es una de las tradiciones intelectuales más antiguas del planeta.

    En ese momento se dieron cuenta que los astros querían decir algo y que la ciencia moderna estaba comprendiendo muchas cosas a partir de las estrellas y la estacionalidad, ya sea para la predicción de una enfermedad o para diagnosticar una ya contraída.

    Laura Kassell, profesora del Departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Cambridge, quien actualmente investiga la medicina astrológica, señaló a "The Atlantic" que "por siglos fue una práctica común que los médicos educados utilizaran la astrología como herramienta".

    Muchos científicos contemporáneos se rehúsan a admitir que exista una relación entre salud y astrología, pero "sabemos que hay una extraña conexión entre el nacimiento estacional y algunos desordenes, pero no sabemos por qué", afirmó Chris Ciarleglio, neurocientífico de Brown University.

    A las conclusiones que han llegado los estudiosos es que esta relación tiene que ver con nuestro reloj biológico, es decir, con el ritmo circadiano (ritmos de sueño y vigilia). Ciarleglio dijo que "si el reloj está estable, todo va de acuerdo a lo planeado. El problema es que sin importar qué tan perfectamente calibrado esté, tendrá que enfrentarse con factores del mundo exterior, donde un montón de factores ambientales pueden alterar permanentemente su funcionamiento. Aquí es donde la estación en que nacemos juega un papel".

    El neurocientífico estadounidense explica que enfermedades como depresión, esquizofrenia o autismo están estrechamente relacionadas con el reloj circadiano porque la luz entra en los ojos y manda una señal al núcleo supraquiasmático (reloj del cerebro) el cual en turno, manda señales al tallo cerebral, cuya función es liberar serotonina, que regula el humor, el apetito y el sueño.

    Todas las funciones biológicas dependen de la luz, por eso la falta de ésta durante los meses que se nace podría contribuir a cambios en el comportamiento de los genes. El ambiente en que nos desarrollamos influye en nuestra salud.

    Cada signo zodiacal posee un punto débil y una predisposición a la enfermedad. Saber cuáles son ayuda a adecuar un determinado estilo de vida para tener una vida sana.

    Aries: Cabeza, cara
    Tauro: Cuello, nuca, laringe (voz)
    Géminis: Brazos, manos, hombros
    Cáncer: Estómago, senos
    Leo: Tórax, corazón
    Virgo: Vientre, músculos abdominales
    Libra: Cadera, pelvis
    Escorpión: Nalgas, entrepierna (ano, genitales)
    Sagitario: Huesos (vértebras, fémur y clavícula)
    Capricornio: Rodillas
    Acuario: Sistema cardiovascular, trastornos oculares
    Piscis: Pies, ligamentos


    Tendencias a sufrir enfermedades según el mes de nacimiento:

    Enero: Alzheimer, Bipolaridad, Epilepsia, Esquizofrenia (hemisferio norte).
    Febrero: Alzheimer, Bipolaridad, Desórdenes alimenticios, Epilepsia, Narcolepsia.
    Marzo: Alcoholismo, Alzheimer, Autismo, Bipolaridad, Diabetes infantil (tipo 1), Desórdenes alimenticios, Epilepsia, Narcolepsia, Parkinson, Trastorno de personalidad, Trastorno afectivo estacional.
    Abril: Alcoholismo, Autismo, Bipolaridad, Diabetes infantil (tipo 1), Desórdenes alimenticios, Glaucoma, Esclerosis múltiple (Hemisferio norte) Narcolepsia, Parkinson, Trastorno de personalidad, Trastorno afectivo estacional.
    Mayo: Alcoholismo, Autismo, Diabetes infantil (tipo 1), Desórdenes alimenticios, Glaucoma, Esclerosis múltiple (Hemisferio norte), Parkinson, Trastorno de personalidad.
    Junio: Alcoholismo, Autismo, Diabetes infantil (tipo 1), Síndrome de Down, Glaucoma, Esclerosis múltiple (Hemisferio norte), Parkinson, Esquizofrenia (hemisferio sur)
    Julio: Alcoholismo, Autismo, Síndrome de down, Esquizofrenia (hemisferio sur)
    Agosto: Autismo, Síndrome de down, Esquizofrenia (hemisferio sur).
    Septiembre: Esquizofrenia (hemisferio sur).
    Octubre: Esclerosis Múltiple (hemisferio sur).
    Noviembre: Esclerosis Múltiple (hemisferio sur).
    Diciembre: Esclerosis Múltiple (hemisferio sur), Esquizofrenia (Hemisferio norte).


    Fuente: Su Noticiero.com


  • ¿Cómo es la salud según los cuatro elementos de los signos del Zodíaco?
    ¿Cómo es la salud, qué cuidados necesitan, y qué dolencias podría sufrir una persona, según los cuatro elementos de los signos del Zodíaco?

    La carta astrológica de una persona describe sus únicas características constitutivas. La astrología identifica cuatro tipos constitucionales básicos: fuego, tierra, aire y agua.

    Los signos de fuego son Aries, Leo y Sagitario, y son conocidos por poseer la mayor vitalidad y energía de todos los signos del zodíaco. 

    Los signos de aire -Géminis, Libra y Acuario- son considerados los segundos más vitales, aunque los más sensibles ante los estímulos externos. 

    Cáncer, Escorpio y Piscis, los signos de agua, son los más fluctuantes y reactivos emocionalmente. 

    Los signos de tierra son Tauro, Virgo y Capricornio, y poseen gran firmeza y resistencia, aunque carecen de la vitalidad de los signos de fuego y aire.

    El mantenimiento de la salud es un proceso de constante adaptación al cambio. Todos tendemos a experimentar períodos de exceso o deficiencia de nuestro elemento constitutivo, que requieren ajustes de dieta, estilo de vida e, incluso, suplementos vitamínicos. 

    Signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario

    El fuego domina la función de combustión interna o digestión, es decir, la incineración o absorción de los alimentos. Asimismo, el fuego purifica el sistema quemando toxinas, virus, bacterias y hongos. 

    Los Signos de Fuego combaten las enfermedades con eficacia. Su constitución natural los lleva a presentar constantes signos de elevada temperatura.

    Exceso de Fuego

    Los signos de Fuego, cuando están fuera de balance a causa del exceso o la sobre-estimulación, son propensos a quemarse ellos mismos. El exceso de fuego puede ser impaciente y hambriento, y expresarse en forma de hipertensión, problemas cardíacos, úlceras e inflamaciones. 

    El exceso de fuego puede ser controlado con comidas que sean frías, húmedas y pesadas, o con comidas de combustión lenta que generen energías.

    Consume Granos. Tubérculos
    Evita Comida Sazonada, carnes rojas
    Remedio Hierbas como camolina, bálsamo de melisa, y valeriana

    Falta de Fuego

    Cuando tu Fuego está bajo, puede resultar difícil extinguir o combatir enfermedades. La digestión y la absorción de alimentos son inadecuadas. Ingiere alimentos calientes, secos y aromáticos. Evita las comidas frías.

    Consume limón, yogurt, verduras amargas como la col rizada, mostaza.
    Evita productos de granja, carne
    Remedio estimulantes digestivos como la pimienta de cayena, dientes de ajo, canela, jengibre.

    Signos de Aire: Géminis, Libra y Acuario

    El aire controla los sistemas circulatorio y nervioso, y las funciones del movimiento, de la peristalsis, de la micción y de la respiración. Las personas de aire son fácilmente estimuladas, y tienen mentes extremadamente rápidas y sensibles que pueden salirse de balance en cualquier momento.

    Exceso de Aire


    Las mentes hiperactivas, incansables y sensitivas, y el agotamiento nervioso son características de estos signos, al igual que la sequedad en piel, pelo y membranas mucosas. El insomnio y las pérdidas de memoria son frecuentes ante los sistemas sobrecargados. 

    El exceso de aire se contrarresta con períodos de tranquilidad y de mínima estimulación, que permitan al sistema nervioso recargarse por su propia cuenta.   

    Consume Vegetales al vapor, nueces, cuscurros.
    Evita Alimentos crudos, granos, cereales, alimentos levados, azúcar refinado.
    Remedio Enzimas que ayuden a una correcta absorción de los nutrientes.

    Falta de aire

    Cuando el elemento Aire está bajo, se presentan dificultades para hacer circular la energía a lo largo de todo el cuerpo. Un sistema nervioso debilitado experimentará una mejoría a partir de refuerzos minerales, tales como el calcio y el magnesio, y, además, a través de la incorporación de estimulantes circulatorios. 

    Ingiere en abundancia alimentos crudos, jugos de vegetales y semillas brotadas. Las harinas, en cualquiera de sus formas –harina de avena, de centeno, de maíz, de soja, etcétera-, sirven para tonificar un sistema nervioso débil sin producir efectos sedantes.

    Consume Gingko, pimienta de cayena, ajo, jengibre, yogurt.
    Remedio Raíces de diente de león o bitters amargos.

    Signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

    El agua, como elemento, controla los sistemas reproductivo y linfático, y los líquidos del cuerpo –incluyendo la sangre, las mucosidades y las linfas-. El agua lubrica, limpia y refrigera el cuerpo. Los signos de agua son excepcionalmente sensibles a las inclemencias del ambiente, especialmente a los hongos, virus y bacterias.

    Las cuestiones de salud, en los signos de agua, suelen estar acompañadas de fuertes componentes emocionales. Estos sujetos tienen la capacidad de absorber con facilidad la negatividad de las otras personas y suelen obsesionarse con su salud e imaginar que los problemas son más grandes de lo que verdaderamente son. Sus problemas de salud suelen ser recurrentes y darse en ciclos.

    Exceso de agua

    Estas personas padecen de digestión perezosa, pobre asimilación y lento metabolismo. El exceso de agua estancada se puede manifestar en forma de mocos, quistes y tumores, como así también en candidiasis sistémica. 

    El exceso de agua puede ocasionar problemas de sobrepeso. Rara vez, será beneficioso reducir la ingesta dietaria por cuenta propia. En cambio, se verán mejores resultados incrementando la tasa metabólica, disminuyendo el consumo de líquidos, cambiando la dieta e incrementando los niveles de actividad física. El exceso de agua es contrarrestado con comidas calientes, secas y livianas.

    Consume Vegetales al vapor, granos, frutas.
    Evita Comidas aceitosas, dulces, alimentos levados, panificados y sal.
    Remedio Salvia, albahaca y tomillo, Diuréticos como el perejil, uva, bayas de enebro, ajo, y hojas de olivo.  

    Falta de agua

    Los sujetos con bajos niveles de agua presentan problemas para eliminar las toxinas de sus sistemas, y son, asimismo, organismos con escasa lubricación. Ellos padecen de entumecimientos, deshidratación y dificultad para conciliar el sueño. 

    Además, estas personas sufren de dolencias similares al exceso de aire, tales como sequedad en piel y cabellos, y dificultad para absorber nutrientes. Por otra parte, estos individuos encuentran dificultad a la hora de acepar la nutrición emocional. 

    Si perteneces a este grupo, toma baños, bebe abundante cantidad de líquidos, y vive cerca del agua. Los melones, pepinos y otros vegetales húmedos y carnosos pueden balancear este estado. No te apresures, no te expongas innecesariamente al calor y el sol, y consume una dosis extra de sal ante el agotamiento y el clima caluroso.

    Consume Trigo, arroz, frutas, avena, algas marinas, productos lácteos y azúcares naturales.
    Evita Granos y diuréticos naturales tales como zanahorias, apio, repollo y espárragos.
    Remedio Regaliz endulzado con miel, Jugos de fruta.  

    Signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio

    El elemento tierra domina los sistemas esqueléticos y excretor. Este elemento es esencial para el crecimiento, la reproducción y la reparación de tejidos. Los signos terrestres tienden a experimentar problemas de peso, desarrollo de tumores y desórdenes glandulares. 

    La alimentación desmedida y una dieta de alimentos pesados son las causas del exceso de tierra, generalmente agravado por la falta de ejercicio y los hábitos sedentarios. A menudo, estos individuos tienen dentaduras hermosas y fuertes.

    Los signos terrestres tienen poderosas impresiones sensitivas y florecen al contacto con la naturaleza. Su reconocida fuerza, más que nada, se basa en la resistencia y en la persistencia. Estas personas son más resistentes a los resfríos y a las gripes que los signos de aire y los signos de fuego.

    Exceso de tierra

    Los individuos con exceso de tierra son propensos pesadez en el cuerpo y suelen moverse con dificultad. Su digestión y metabolismo son lentos, incrementándose la densidad del tejido corporal –por ejemplo, piel gruesa, esclerosis, depósitos de calcio, tumores y gran cantidad de pelo corporal-.
          
    Consume Frutas - ensaladas, Porotos, Vegetales al vapor con agregado de especias, Jugos, Sopas y Té.
    Evita Dietas pesadas.
    Remedio Tónicos amargos tales como genciana o los famosos Amargos Suecos, Condimentos picantes como la pimienta negra y la cayena.


    Falta de tierra

    Los sujetos faltos de tierra tienden a ignorar sus cuerpos y no son instintivos en cuanto a sus necesidades. En ese sentido, necesitan rutinas capaces de estabilizarlos y de otorgarles una sensación de seguridad. 

    Ellos necesitan más horas de sueño que otros elementos, y se benefician del contacto físico con a tierra. Por eso, estas personas necesitan estar bien establecidas y tener –siempre- los pies sobre la tierra.

    Consume Carnes, Papas, Granos no procesados, Cereales, lácteos, vegetales al vapor, quesos, manteca, azúcar, y aceites de todo tipo.  
    Evita Frutas y comidas crudas.
    Remedio Demulcentes –por ejemplo, el regaliz-, Ginseng, algas marinas y minerales, astragalus, y ahashwaganda –de la familia de la pimienta-.

    Advertencia importante: la siguiente información no pretende sustituir los cuidados de un médico calificado. Dicha información sólo tiene propósitos educacionales, y no hay intenciones de diagnosticar o prescribir. Día por Día me Supero, no son responsables de cualquier percance que pudiera ocurrir como resultado de usar esta información.


    Usted NO debe tomar ninguna determinación que pudiera afectar a su salud, sin consultar EN FORMA PERSONAL con un médico de calificaciones reconocidas.

    Fuente: En Plenitud




  • Cambiando el Mundo
    "Si deseas que el mundo cambie, Cambia prmero tú" 
    -Alejandro Ariza


    La paz verdadera y duradera no viene al mundo tratando de cambiarlo; sólo por medio de la aceptación incondicional de lo que nunca puede ser cambiado es que surge la paz. El deseo de cambio es una reacción de los procesos de pensamiento duales de la mente. Es la mente prefiriendo la dualidad, la cual es una ilusión.

    Cuando uno no está contento con lo que se juzga dañino y malo y por lo tanto desea cambiarlo, hacerlo mejor, perfeccionarlo y corregir el error, entonces la mente dual entra en acción. La mente dual ve el mal y desea el bien, ve lo equivocado y desea lo correcto, ve la injusticia y desea la equidad, teme y habla del amor.

    Pero esta batalla nunca puede ser ganada, y ningún Cambio verdadero puede surgir de tal conflicto, porque el error no puede ser erradicado en lo que uno pudiera cambiar, el error es inherente al hecho mismo de que uno intenta cambiarlo, en vez de verlo como realmente es.

    Tratar de cambiar el mundo o uno mismo en algo mejor, es una forma de escape y una ilusión de la mente codiciosa. En vez de sólo ver honestamente lo que hay que ver, y mirar hacia la inmóvil, inmutable Realidad divina con aceptación y rendición, la mente ignorante gastada por los hábitos trata de hacer su propia vida en la Tierra más cómoda tratando de cambiar lo que fundamentalmente nunca puede ser transformado.

    Es claramente evidente que si una persona desea cambiar una ilusión, si desea cambiar un lado de la dualidad, entonces debe comprometerse con esa ilusión. Y si desea cambiar un lado de la ecuación dual, entonces el otro lado debe también ser complacido, porque un lado no tiene valor sin el contraste de su opuesto. Comprometerse con y tratar de, cambiar las ilusiones de la dualidad conduce eventualmente a la clase de locura que vemos en la sociedad hoy día: guerras, enfermedades, hambruna, asesinatos, violaciones y todos los otros horrores que son sintomáticos de nuestro manicomio planetario hoy día.

    ¿Pero quién dijo que usted tenía que cambiar algo?
    ¿Quién dijo que usted tenía que mejorar algo?
    ¿Quién le dijo que usted necesita orar por la paz en la Tierra?
    ¿Quién fue el que dijo que el amor incondicional implicaba que usted tenía que amar una ilusión y por lo tanto tratar en vano de mejorarla?
    ¿Quién le dijo que usted y este mundo tenían que ser perfectos cuando la Perfección ya está viva y bien, si usted sabe dónde y cómo buscarla? 
    ¿Quién dijo que usted encontraría la perfección al tratar de hacer de este mundo un mejor lugar?
    ¿Y quién fue el que lo engañó haciéndolo creer que usted tenía que ser el que hiciera ese cambio?

    Usted puede decorar las paredes de una celda, pero todavía sigue siendo la misma prisión. Sabiendo eso, ¿le hace feliz el cambio? ¿Ha encontrado una gran paz o libertad entre sus paredes? ¿O sólo se engaño usted mismo por un rato al cubrir las paredes con un nuevo color, el color del cambio?

    El Amor, la Paz y la Felicidad no se pueden obtener por medio del cambio de una ilusión; solamente por medio de la aceptación incondicional de la naturaleza de una ilusión es que surge naturalmente la Libertad. Si usted desea traer la luz del cambio a este mundo, entonces usted también debe de crear la oscuridad en él, porque el cambio sólo existe y es posible hacerlo por medio de los opuestos. ¿Si no hay opuesto, cómo puede usted cambiar algo? ¿Cómo pudo usted hacer un cambio positivo si no hubo un negativo que cambiar, con el cual comprometerse? ¿Por qué comprometerse con los opuestos, si ellos mismos deben siempre re-equilibrarse?

    ¿Porqué emplearía usted su tiempo dándole cuerda a un reloj, sólo para verlo desenrollarse otra vez?
    ¿Porqué tratar de cambiar lo que ultimadamente no se puede cambiar? 

    El hombre vive con bondad y felicidad lo suficientemente bien, sin embargo no tolera sus males o su angustia, pero él pudiera amar enteramente a ambos si se liberara de ellos. 

    El hombre vive con placer y satisfacción, pero debe también aceptar el dolor y la decepción si va a estar libre de lucha.

    Para cambiar el mundo o uno mismo en algo bueno el hombre debe comprometerse con su opuesto: el mal, porque no puede existir uno sin el otro. Y sin embargo el hombre no puede sacar el mal del bien, así como no puede quitar las nubes del cielo. No puede tomar una parte de la dualidad y arrojarla, es imposible. Algunos proclaman: "Yo dejo que mi luz brille".

    ¿Pero cómo puede un hombre dejar que la luz brille si teme a la oscuridad? 

    El puede decir: "Yo dejo que mi luz ilumine la oscuridad". 

    ¿Pero por qué? Sólo el miedo desea cambiar la naturaleza de la dualidad, sólo el miedo desea vencer su propia oscuridad. Usted no puede ganar tal batalla contra usted mismo, o contra la dualidad, usted sólo puede terminarla y así prepararse para recibir la Gracia.

    El buscador de la Verdad debe por lo tanto llegar a entender la naturaleza de la dualidad, y permitir a sus dos polos ser exactamente lo que son, y tener nada que ver con ninguno. No debe desear parte alguna de cualquier lado de la dualidad, incluyendo querer cambiarlos, porque ellos están enfrascados en una antigua batalla consigo mismos, nacida de la misma ilusión. Y si alguien se involucra en esta batalla, entonces también él se perderá en la ilusión.

    ¿Quién le dijo a usted que tenía que escoger cuál lado de la dualidad le gusta mejor?
    ¿Quién le dijo que estando en uno de estos lados le evitaría estar atado al otro?
    ¿Y quién lo convenció de que era sabio tratar de cambiar el uno o el otro?
    Donde hay alegría en este mundo también hay dolor, donde hay luz también hay oscuridad. Pero donde está la Verdad, la dualidad es desconocida.
    ¿Quién le dijo a usted que combatiera el mal con el bien? ¿Quién lo engañó haciéndolo pensar y creer que pudiera alguna vez separarlos y traer paz al mundo, que pudiera alguna vez usar uno para vencer al otro?

    El sendero a través de este mundo es tanto luz como oscuridad, porque esa es la naturaleza de la dualidad. Si usted camina sólo en lado iluminado, en el lado que más le gusta, entonces, ¿cómo continuará en el sendero cuando éste entre en la oscuridad?

    ¿Quién le dijo a usted que necesitaba poseer, cambiar, evitar, o hacer algo con la vida que no fuera dejarla ser exactamente lo que es? 

    Dejándola ser, no teniendo interés en ella usted pudiera trascender la ilusión de la dualidad. ¿Pero quién le dijo que comprometiéndose con el par de opuestos usted o alguien más se libraría de ellos?
    El mundo ya es perfecto, toda la humanidad ya es perfecta, es decir, perfectamente dual, viviendo perfectamente entre los opuestos del bien y del mal, luz y oscuridad. ¿Quiere usted que haya más luz que oscuridad? ¿Quiere deshacerse de una parte de la naturaleza del mundo, o de la suya propia? ¿Quisiera destruir una parte de la dualidad, aún cuando es imposible hacerlo? El mundo es perfectamente dual, ¿para qué quiere cambiarlo?

    El yo ya es perfecto, todas sus ideas ya son perfectas: perfectamente duales, viviendo perfectamente entre los opuestos de bien y mal, luz y oscuridad. ¿Quiere usted estar más lleno de luz que de oscuridad? ¿Quiere usted deshacerse de una parte de usted mismo? ¿O una parte de usted que ve en otro y no le gusta? El yo en la Tierra es perfectamente dual, esa es su naturaleza, ¿para qué quiere cambiarlo?

    ¿Quién le dijo a usted que todo en este mundo no estaba ya siendo perfecto como es, perfectamente fiel a su dual y mundana naturaleza? 

    ¿Quién le dijo que tenía que hacer lo imposible para tratar de desequilibrar la dualidad?
    ¿Quién le hizo creer que podía cambiar el perfecto balance de la naturaleza de la dualidad en esta ilusión? 
    ¿Y quién le dijo que puede cambiar el perfecto balance dual en el mundo con nociones de paz y bondad?

    Toda su vida usted ha tratado de cambiar algo que sólo estaba constantemente siendo lo que perfectamente es. Toda su vida usted ha estado caminando en círculos tratando de cambiar lo que nunca puede ser cambiado, ¿cómo puede usted separar el día de la noche, la inhalación de la exhalación? ¿No es una locura intentarlo?

    ¿Por qué ha estado usted tratando de traer la luz a la oscuridad cuando que las dos sólo se mezclarían para producir una opaca y muerta tonalidad de gris? 

    Usted ha dedicado su vida entera cambiando de lo negro a lo blanco, aferrándose al que le gusta más a la vez que trata de evitar el que no le agrada, y mientras tanto tratando de convencer al mundo y a todos los demás que usted tenía razón. ¿Por qué?

    Hay dos realidades: en una la naturaleza es polaridad, y allí es donde la Tierra vibra por ahora. La otra Realidad, sin embargo, no tiene opuestos, es Divina y perfecta, tal como la realidad de las polaridades es perfectamente mundana. ¿Por qué tratar de cambiar uno u otro? ¿Y cómo puede usted hacerlo?

    ¿Puede usted traer el Cielo a la Tierra? ¿Puede introducir lo Divino a lo mundano? ¿Y puede cambiar la naturaleza de ambos? 

    La respuesta es no, usted solamente puede obedecer las reglas, las reglas de la dualidad, o las reglas divinas. Cualquier otra cosa es su mente pretendiendo, jugándole bromas. 

    Si no le gusta la dualidad, entonces déjela sola y busque lo Divino.

    ¿Cómo puede ir al hogar de Perfección si todavía está tratando de cambiar la imperfección? 

    Rendirse es el único camino, usted no puede cambiar la ley de la dualidad, tanto como no puede cambiar el color del cielo. Si está entretenido con el deseo y la aversión, creando y destruyendo, ¿cómo puede liberarse de la esfera de la polaridad? Si desea traer paz al mundo es que no ha entendido la ley o la naturaleza de la dualidad.

    Toda vida en dualidad sufre el desasosiego del par de opuestos, hasta que termina con ellos, hasta que esta lista para dejarlos, para terminar el juego, para dejar de pelear, dejar de desear, hasta que termina con el sueño y está lista para renunciar a todas las ilusiones. 

    Si usted se ocupa en traer luz y paz a este mundo, nunca podrá entender la Verdad, o alejarse de las costas de la fascinación. Y si protege sus propios puntos de vista, siempre esconderá detrás de ellos quien usted realmente es.

    Tratar de cambiar la naturaleza de la dualidad es un empeño iluso y vano; mientras más luz traiga al mundo, mas oscuridad surgirá como respuesta, hasta que usted aprenda, hasta que usted comprenda. Mientras más batalla usted por la paz en la Tierra, más guerra inevitablemente sobrevendrá, hasta que usted aprenda y comprenda que la dualidad debe equilibrarse ella misma, equilibrar su oscuridad con su luz. Tal es su naturaleza perfectamente dual.

    Cuando usted trata de traer luz a este mundo para cambiar lo que considera o juzga equivocado, sepa que bajo la ley de la dualidad y como respuesta a sus acciones, la oscuridad se acentúa y es traída al mundo para mantener el equilibrio. ¿De modo que a expensas de quién son ejecutados sus actos? ¿Quién sufre el mal de su ignorante bien?

    La única verdadera luz del cambio viene al renunciar a la ilusión y rendirse a la Verdad. No por desear algún cambio es que la Verdad llega a la Tierra, y no por transformar un mal en algo bueno, sino que ella viene al mundo a sacar las almas de la ilusión y llevarlas a Casa. No existe propósito alguno para que el Amor divino y la Verdad estén en el mundo de la polaridad, que no sea redimir las almas del eterno vaivén del par de opuestos, del imperfecto estado de la vida y de la muerte, del placer y del dolor, de la luz y de la oscuridad. La Divinidad no viene a mejorar la dualidad, ¿entonces por qué lo desea usted?

    ¿No ha entendido todavía la naturaleza del mundo? 

    ¿Quién dijo que usted tenía que cambiar algo?

    Usted no puede cambiar la ley ni la naturaleza de las cosas. Este nivel de conciencia en la Tierra es el discipulado, es una plataforma para alcanzar la liberación. Usted no vino aquí para remodelar o repintar la plataforma, usted vino aquí a aprender lo que conlleva terminar con esta ilusión y regresar a Casa; no para tratar de hacerlo perfecto, pero sí para comprender su naturaleza y así sabiamente renunciar a ella.

    ¿Piensa que usted vino aquí para transformar el mundo en un Edén, cuando que el Edén ya existe, y en el cual residen muchas almas luminosas esperando que usted regrese? 

    El cambio no se da en el mundo, sucede dentro; la realización no se da en el mundo, sucede dentro. El mundo sólo es un reflejo exterior de la mente humana, y usted debe terminar con el reflejo antes de que comience a ver la Realidad. Y cuando en verdad comience a ver, entonces el viejo mundo exterior comenzará a desvanecerse y usted reconocerá que nunca tuvo una existencia real.

    Usted debe terminar de tratar de cambiar la naturaleza de las cosas, de tratar de manipular las leyes universales, de tratar de cambiar una ilusión, antes de que comience a ver la Verdad que espera más allá del encanto de la mente.

    Todas las cosas son como son, y perfectamente como son. No tiene usted que cambiar nada, sino más bien darse cuenta de la naturaleza de este mundo y así terminar con él. Y cuando termine con este nivel de la naturaleza, otra Naturaleza aparecerá y restaurará su visión, y le mostrará quién es usted.
    La perfección ya es una realidad, siempre ha sido una realidad, y cuando usted termina con la ilusión, y ya no desea más cambiarla, corregirla o mejorarla, sino que comienza a dejarla ser, usted se vuelve un buscador de la Verdad, más bien que un participante en las eternas ilusiones de la dualidad.

    Cuando de niño fue a la escuela, ¿trató usted de transformar la escuela en una escuela perfecta para comenzar a aprender sus lecciones? No, usted sólo aprendió sus lecciones y se fue. Lo mismo se aplica a la escuela de este mundo: aprenda sus lecciones y luego váyase. Interfiera con el plan de estudios antes de aprender las lecciones y la escuela se convertirá en un desorden, tal como este mundo está en desorden.

    Los estudiantes perfectos hacen una escuela perfecta, nada más que eso, y usted se convierte en un estudiante perfecto no tratando de cambiar nada, sino sólo sentándose y escuchando al profesor en la clase. 

    Y si usted se saltea unas lecciones porque no le gustan, entonces sólo aprenderá una parte de los estudios y por lo tanto tendrá que regresar otra vez para aprender el resto.

    Cuando las lecciones de la ley de causa y efecto en la dualidad sean comprendidas, usted no buscará mas meterse con ellas. Usted escogerá dejar que sea lo que sea, y dejará de saltear lecciones, o de cambiar el plan de estudios en algo que prefiriera. Comenzará otra vez a confiar en la vida, y confiar en que la dualidad le mostrará el camino medio entre sus ilusiones. Dejará de aferrarse a lo bueno porque teme a lo malo, dejará de asirse a la esperanza porque teme a la duda, dejará de hablar mucho del amor porque no le gusta su propio miedo, y al equilibrarse, usted aprenderá todas sus lecciones antes de abandonar la escuela Terrestre para siempre. 

    Ya pronto su profesor va a retornar, y va a querer ver sus tareas. ¿Qué le mostrará? ¿Le mostrará un libro sólo hasta a la mitad con las cosas que más le gustan? ¿Cómo pasará el examen final, sólo con la mitad de su trabajo y sin comprensión?

    Lo enviará de regreso a la escuela, hasta que usted comprenda enteramente sus deseos y aversiones, hasta que se de cuenta porqué está realmente en la escuela, hasta que llegue a comprender la naturaleza de su ignorancia, y hasta que cese de decorar el mundo a su gusto personal.


    No hay escapatoria para usted, no importa qué tan bueno piense que ha sido; si usted ha evitado ver todo lo que debiera para dejar la ilusión de la dualidad, se encontrará allí de regreso el próximo semestre. 

    ¿Quién le enseñó a esconderse de la vida entre sueños y esperanzas de paz y amor? 

    ¿Quién lo atemorizó tanto que pensó no tener el coraje de ver el cuadro entero, tanto bueno como malo?

    ¿Y quién le dijo que salteando las lecciones de la vida, tratando de transformar el mundo en un mejor lugar, e intentando la imposible tarea de ajustar las leyes de la dualidad en algo más placentero para su ego, lo guiaría alguna vez a la Verdad?

     Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 268 Volumén 2: Cambiando el Mundo


  • Cuando la emoción no se expresa y el cuerpo duele
    Hay una frase que yo repito mucho a mis pacientes: Emociones expresadas, emociones superadas. Algunos se identifican con ella, otros encuentran dificultad en su planteamiento, pero lo que nadie me puede negar es que cuando las emociones negativas se nos ponen de manifiesto nuestro cuerpo, a nivel físico, se resiente.

    Ante una misma dolencia o enfermedad su manifestación física se desarrolla de una u otra manera dependiendo del estado de ánimo con el que la afrontemos. En enfermedades como el cáncer o la fibromialgia está demostrado que el aprender a gestionar las emociones y encontrar cierto equilibrio emocional, hace que la presencia de sentimientos positivos ayude a la recuperación del paciente.

    ¿Qué es una enfermedad en si misma?

    No es más que una alteración del estado normal de nuestro organismo, o parte de él, por no poder recibir lo que necesita. Algo así como un CONFLICTO interno.

    La persona se constituye en cuerpo (físico) y mente (raciocinio y emociones), ambos son necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Por tanto, tan importante es atender la carencia física que está sufriendo un determinado órgano, como atender las necesidades emocionales que tiene un paciente para combatir dicha dolencia. ¿La solución? LA PREVENCIÓN.

    Si aprendemos a cuidarnos física y emocionalmente evitaremos la aparición de muchas alteraciones psicofisiológicas o las combatiremos con mayor efectividad en caso de que se nos presenten.
    Se trata de un proceso de adaptación a nosotros mismos y al medio en el que nos desarrollamos.
    ¿Cómo relacionaríamos una dolencia emocional con una alteración física?

    Para hacerlo de manera clara y sencilla enumeraré los órganos que se suelen ver afectados cuando no hemos solucionado emocionalmente algo que nos preocupa.

    HÍGADO: Se le vincula con la ira, el enfado, y la agresividad.

    CORAZÓN E INTESTINO DELGADO: Relacionado con la euforia, histeria, excitación, hipersensibilidad y nerviosismo.

    ESTÓMAGO, BAZO Y PÁNCREAS: Se ven alterados por desequilibrios emocionales como la ansiedad, la duda, el escepticismo y los celos.

    PULMÓN E INTESTINO GRUESO: Guardan relación con las dificultades para comunicarse cuando uno quiere imponer su palabra, el exceso de autoridad y el dominio sobre los demás.

    RIÑÓN Y VEJIGA: Vinculados al miedo, la falta de autoestima, la timidez y la desesperanza
    Como podemos ver emociones y órganos van de la mano, por ello es tan importante hacerle caso a la expresión de las primeras para evitar disfunciones en los segundos.


    Ciara Molina


  • Cómo empezaron esos "YO SOY"

    CÓMO EMPEZARON ESOS "YO SOY" 

    Los antecedentes a los "Yo soy" caen en dos categorías. El primer tipo de etiquetas o clasificaciones procede de la demás gente. Te las colocaron cuando eras niño y las has llevado contigo desde entonces. Las otras etiquetas son el resultado de una elección de tu parte para evitar tener que hacer cosas incómodas o difíciles.

    La primera categoría es la más corriente. La pequeña Hope está en segundo grado. Va a clases de pintura todos los días, feliz de jugar con los colores y pintar. Su profesora le dice que no tiene mucha facilidad para la pintura, y ella empieza a faltar a las clases porque no le gusta que la censuren. Y al poco tiempo ya tiene un principio de "Yo soy": Yo soy bastante mala para la pintura. Y si sigue actuando de forma negativa al respecto, evitando las ocasiones de pintar, reforzará este concepto y más tarde, cuando sea mayor y le pregunten por qué no dibuja, dirá: "Oh, no sirvo para eso; siempre he sido así". La mayoría de los "Yo soy" son residuos de frases como: "Él es bastante torpe; su hermano es bueno para la gimnasia, él es el estudioso de la familia,". O "Eres igual a mí; yo también era pésima para la gramática". O "Billy fue siempre el tímido del grupo". O "Ella es igual a su padre; si acierta una nota es como el burro que toca la flauta por casualidad,". Estos son los derechos innatos de una vida entera de "Yo soy" que nunca se discuten. Que se aceptan simplemente como una condición natural de la vida.

    Habla un día con la gente que tú crees responsable de muchos de los "Yo soy" de tu vida (tus padres, viejos amigos de la familia, antiguos profesores, abuelos, etc.). Pregúntales por qué creen que te volviste como eres y si has sido siempre así. Diles que estás decidido a cambiar y comprueba si creen que eres capaz. Sin duda te sorprenderán sus interpretaciones y el hecho de que piensen que no puedes ser de otra manera puesto que "Siempre has sido así",.

    La segunda categoría de "Yo soy" tuvo su origen en esos rótulos tan apropiados que aprendiste a colocarte a ti mismo para dejar de hacer las cosas que no te gustan. Yo he tratado a un paciente que tiene cuarenta y seis años y tiene muchos deseos de ir a la Universidad, pues perdió la oportunidad de hacerlo en su juventud a causa de la Segunda Guerra Mundial. Pero a Horace le asusta la perspectiva de entrar en competencia con gente joven recién salida del colegio. El miedo al fracaso y las dudas que tiene respecto a su capacidad intelectual lo espantan. A menudo estudia catálogos de distintas universidades, y con la ayuda que ha recibido en su tratamiento ha pasado los exámenes de admisión y ha concertado una entrevista con uno de los miembros del Comité de Admisión de una universidad local.

    Pero aún usa sus "Yo soy" para evitar incorporarse activamente a los estudios. Justifica su actitud diciendo: "Soy demasiado viejo; no soy suficientemente inteligente; no me interesa realmente". (Yo soy... demasiado viejo; Yo soy... poco inteligente...; Yo soy de los que no se interesan realmente por esas cosas.)

    Horace usa sus "Yo soy" para dejar de hacer algo que realmente quiere hacer. Uno de mis colegas los usa para liberarse de las tareas que no le divierten. Evita tener que arreglar el timbre, o la radio, o hacer cualquiera de esas incómodas tareas caseras, recordándole simplemente a su esposa que: "Pero querida, si tú ya lo sabes, a mí no se me dan bien estas cosas",. Este tipo de "Yo soy" entra dentro de los comportamientos acomodables, pero no por eso dejan de ser excusas engañosas. En vez de decir: "Encuentro que este tipo de actividad es aburrida y sin interés, y escojo no trabajar en ella en mis momentos presentes" (lo que es perfectamente lógico y saludable), resulta mucho más fácil sacar un "Yo soy," del bolsillo.

    En estos casos, la gente está diciendo algo respecto a sí misma. Está declarando que "Yo soy un producto acabado en este sector y nunca voy a ser distinto". Si eres un producto acabado, atado y encasillado, quiere decir que has dejado de crecer, y si por un lado quieres aferrarte a algunos "Yo soy", puede que descubras que muchos otros te limitan y que son autodestructivos. 

    Más adelante he anotado una lista de etiquetas que son reliquias del pasado. Si reconoces alguna de ellas como tuya, puede que quieras cambiarla. El quedarte exactamente como eres en cualquier sector de tu vida equivale a tomar una de esas decisiones que se parecen a esa muerte de la que hablamos en el Capítulo 1. No te olvides de que no se trata de las cosas que simplemente no te gustan, sino más bien de echar una mirada al comportamiento que te aleja de actividades que podrían proporcionarte mucho placer y fascinación.

    DIEZ CATEGORÍAS TÍPICAS DE "YO SOY" Y SUS DIVIDENDOS NEURÓTICOS

    1. Yo soy malo para las matemáticas, la gramática, la literatura, los idiomas, etcétera. Este "Yo soy" garantiza que no te esforzarás por cambiar. El "Yo soy" académico sirve para evitar que tengas que hacer alguna vez el trabajo pesado que se necesita para dominar una materia que siempre te ha parecido difícil y aburrida. Mientras conserves la etiqueta de tu incapacidad ante ti mismo, tienes una disculpa hecha a medida para evitar el esfuerzo.

    2. Yo soy pésimo para el tipo de actividades que necesitan cierta habilidad manual como por ejemplo, la cocina, los deportes, hacer punto, dibujar, hacer teatro etcétera. Este "Yo soy" te da la seguridad de que no tendrás que hacer ninguna de estas cosas en el futuro y justifica cualquier mala actuación en esos campos en el pasado. "Siempre he sido así; así soy por naturaleza." Esta actitud refuerza tu inercia y, lo que es aún más importante, te ayuda a aferrarte a la absurda noción de que no vale la pena que hagas cualquier cosa si no la haces realmente bien. Así que, a menos que seas el campeón mundial, siempre es mejor esquivar el bulto que hacerla.

    3. Yo soy tímida, reservada, temperamental, nerviosa, asustadiza, etcétera. Aquí se recurre a la genética para apoyar estos "Yo soy". En vez de enfrentarte con ellos y con el pensamiento autodestructivo que los apoya, simplemente los aceptas como confirmación de tu manera innata de ser. También puedes echar la culpa a tus padres y usarlos a ellos como justificación o como el motivo de tu "Yo soy" actual. Haces que ellos sean los causantes de tus problemas, y no te tienes que esforzar ni trabajar para ser diferente. Escoges este comportamiento como una manera de evitar el ser asertivo en ciertas situaciones que siempre te han resultado molestas. Este es un residuo de la infancia en la que había gente que tenía especial interés en hacerte creer que eras incapaz de pensar por ti mismo. Estos son los "Yo soy," que tienen que ver con la personalidad. Estas autodefiniciones te ayudan a evitar el difícil trabajo de ser diferente de lo que has sido siempre. Defines tu personalidad con un "Yo soy" apropiado y todos los comportamientos negativos diciendo que están fuera de tu control. Niegas la noción de que puedes escoger, tu propia personalidad y permites que una supuesta deficiencia genética sea la explicación de todos esos rasgos de personalidad que te gustaría poder repudiar.

    4. Yo soy torpe, me falta coordinación, etcétera. Estos "Yo soy" que aprendiste de niño te permiten evitar el ridículo que podrías sufrir en caso de enfrentarte con ciertas habilidades físicas que tienen otras personas. Por supuesto que tu falta de habilidad proviene de un largo historial de creer en esos "Yo soy" que te hicieron evitar todo tipo de actividad física y no de una falla innata. Sólo puedes ser competente en lo que practicas; no en lo que evitas hacer. Conserva tu "Yo soy" y quédate entonces en los aledaños de las cosas mirándolas y suspirando por ellas, pero haciendo como si este tipo de cosas realmente no te gustara.

    5. Yo soy poco atractiva, fea, huesuda, demasiado alta, etcétera. Estos "Yo soy" fisiológicos te sirven para evitar correr riesgos con el sexo opuesto y para justificar la pobre imagen que tienes de ti misma y la falta de amor que has escogido para tu vida. Mientras sigas describiéndote a ti misma de esta forma, tendrás la excusa perfecta y hecha a medida para no ponerte en línea para una relación amorosa. Y tampoco tendrás que trabajar para verte bien y ser atractiva. Usas tu espejo como justificativo para no hacer la prueba. Sólo hay un problema: vemos exactamente lo que escogemos ver, incluso en los espejos.

    6. Yo soy desorganizado, meticuloso, desordenado, etcétera. Estos "Yo soy" relacionados con la conducta son muy útiles para manipular a los demás y para explicar por qué las cosas tienen que hacerse de cierta manera. "Siempre las he hecho así." Como si la tradición fuese un motivo para hacer cualquier cosa. "Y siempre las haré así" es el mensaje no formulado. Confiando en la forma que lo has hecho siempre no tienes por qué mantener la noción llena de riesgos y peligros de que podrías hacerlo de una manera diferente, y a la vez asegurarte de que todos los que están a tu alrededor lo hagan a tu manera también. Éstos son los "Yo soy" que recurren a la "política" como sustituto del pensamiento.

    7. Yo soy olvidadiza, descuidada, irresponsable, apática, etcétera. Estos "Yo soy" te resultan particularmente útiles cuando quieres justificar algún comportamiento ineficaz. Estos "Yo soy" evitan que trabajes para mejorar tu memoria, o tu descuido y simplemente te disculpas con un cómodo y simple "Así soy yo". Mientras puedas sacar a relucir este "Yo soy" cuando te comportas de alguna de las maneras descritas más arriba, jamás tendrás que trabajar para intentar un cambio. Simplemente sigue olvidando y recordándote a ti misma que no puedes evitarlo, y siempre serás olvidadiza.

    8. Yo soy italiana, alemana, judía, irlandesa, negra, china, etcétera. Éstos son tus "Yo soy" étnicos y funcionan muy bien cuando se te acaban las otras excusas necesarias para explicar ciertos comportamientos, que no te favorecen pero que son demasiado difíciles de cuestionar. Cada vez que te comportas de manera estereotipada relacionada con tu subcultura, tú simplemente echas mano de tu "Yo soy" étnico como justificativo. Una vez le pregunté a un maitre de hotel por qué era tan excitable y reaccionaba con esos terribles exabruptos ante el menor problema. Me contestó: "¿Qué puede esperar de mí? Soy italiano. "No puedo evitarlo".

    9. Yo soy mandón, prepotente, autoritario, etcétera. Aquí tus "Yo soy" te permiten continuar tus actitudes hostiles en vez de trabajar para desarrollar una : autodisciplina. Recubres el comportamiento con "No puedo evitarlo, yo siempre he sido así".

    10. Yo soy viejo, anciano, estoy cansado, etcétera. Con estos "Yo soy" puedes usar tu edad como justificativo para no participar en lo que pueden ser actividades arriesgadas o peligrosas. Cada vez que tienes que enfrentarte con una actividad como puede ser un encuentro deportivo, una cita amorosa después de un divorcio o de la muerte de un cónyuge o un viaje, puedes decir simplemente "Estoy demasiado viejo para esas cosas" y habrás eliminado los riesgos que lleva consigo la posibilidad de hacer algo nuevo y que impulsa tu crecimiento y desarrollo. Lo que implican los "Yo soy" basados en la edad es que estás definitivamente acabado en esos campos; como cada vez serás más viejo, ya has terminado de crecer y de experimentar cosas nuevas.

    EL CIRCULO DEL "YO SOY" 

    Las retribuciones que te brinda aferrarte a tu pasado por medio de los "Yo soy," que sacas a relucir cuando te conviene, pueden ser resumidos nítidamente en una palabra: evasión. Siempre que quieres evitar cierto tipo de actividades o ignorar algún defecto de tu personalidad, podrás justificarte con un "Yo soy". Y si usas estas etiquetas durante un tiempo lo suficientemente largo, verás que empiezas a creerlas tú mismo y en ese momento presente eres ya un producto acabado destinado a seguir siendo lo que eres para el resto de tus días. Las etiquetas te permiten evitar el riesgo y el difícil trabajo pesado de tratar de cambiar. también perpetúan el comportamiento que las provocó. De este modo si un muchacho joven va a una fiesta convencido de que es tímido, se portará como tal y su comportamiento reforzará aún más su imagen de sí mismo como un ser tímido. Es un círculo vicioso.

    Ahí lo tienes. En vez de intervenir entre los puntos 3 y 4 del círculo, simplemente exonera su comportamiento con un "Yo soy" evadiéndose así del riesgo necesario para salir de la trampa. Pueden haber muchos motivos que expliquen la timidez del joven; algunos de ellos estarán sin duda relacionados con su niñez. Sea cual fuere el motivo de su miedo, él ha decidido no hacer nada por solucionar su problema de contacto social justificándolo más bien con un simple "Yo soy". Su miedo al fracaso es tan grande que no le deja ni hacer la intentona. Si él llegara a creer en su momento presente y en su posibilidad y capacidad de elección, su frase cambiaría de "Yo soy tímido,", a "Hasta ahora me he comportado con timidez". El círculo vicioso de la timidez puede ser aplicado a casi todos los "Yo soy" que sirven para subestimarse a sí mismo. Toma el caso por ejemplo del estudiante que piensa que es malo para las matemáticas cuando le toca hacer un deber de álgebra.

    En vez de detenerse entre el 3 y el 4, dedicar más tiempo, consultar con un profesor o hacer un esfuerzo, el estudiante se da por vencido. A la pregunta por qué falló el curso de álgebra dirá: "Siempre he sido pésimo en matemáticas",. Recurre a esos infernales "Yo soy" como elementos que invoca para exonerarse y explicar a los demás por qué persiste en una conducta autofrustrante.

    Puedes echarle una mirada a tu propio círculo de lógica neurótica y empezar a desafiar cualquier aspecto de tu vida en el que has elegido ser un producto acabado. La recompensa número uno por aferrarte al pasado y refugiarte en tus "Yo soy," es rechazar cualquier posibilidad de cambio. Cada vez que usas un "Yo soy" para explicar un comportamiento que te disgusta piensa en ti mismo como encerrado en una caja alegremente decorada, envuelto y empaquetado como un producto listo y acabado.

    Por supuesto, es más fácil describirte a ti mismo que cambiar. Puede ser que culpes de tus etiquetas a tus padres o a los adultos importantes que te influenciaron en la niñez: a los maestros, vecinos, abuelos y gente por el estilo. Al hacerlos responsables de tus actuales "Yo soy" les has otorgado un grado de control sobre tu vida de hoy en día, les has elevado a una posición más alta que la tuya propia y te has creado una coartada ingeniosa para permanecer en una condición inmovilista. Esta retribución te sirve perfectamente de garantía contra cualquier posibilidad de correr un riesgo. Si tu "cultura" es culpable de que tengas ese "Yo soy", pues entonces no puedes hacer nada al respecto.

    ALGUNAS ESTRATEGIAS PARA LIBERARTE DEL PASADO Y ELIMINAR TUS FASTIDIOSO E INOPORTUNOS "YO SOY"


    Dejar atrás el pasado implica correr ciertos riesgos. Tú estás acostumbrado a tus autodefiniciones. En muchos casos funcionan como sistema de apoyo en tu vida cotidiana. He aquí algunas estrategias específicas que te servirán para eliminar esos "Yo soy": 

    - Eliminar los "Yo soy" cada vez que te sea posible. Sustitúyelos con frases como: "Hasta ahora había escogido ser así", o "Yo solía clasificarme así...".

    Anuncia a tus seres más próximos que vas a tratar de eliminar algunos de tus "Yo soy,". Decide cuáles son los más importantes y pídeles que te lo recuerden cada vez que los saques a relucir.

    Ponte metas de conducta para comportarte de manera muy diferente de lo que has hecho hasta ahora. Por ejemplo, si consideras que eres tímido, preséntate tú solo a alguna persona a la que normalmente hubieras evitado.

    - Habla con algún amigo de confianza que te ayude a combatir las poderosas influencias del pasado. Pídele que te haga alguna señal silenciosa, como darse un pequeño tirón de orejas cada vez que te vea caer en uno de tus viejos "Yo soy".

    - Escribe un diario donde vayas anotando tus comportamientos autodestructivos, y apunta no sólo tus actos sino también lo que sentías cuando te comportabas de esa manera. Durante una semana apunta en una libreta la hora exacta, la fecha y la ocasión en que usas cualquiera de los "Yo soy" autodestructivos, y esfuérzate por disminuir el número de apuntes. Usa la lista que dimos al principio de este capítulo como guía para las anotaciones en tu diario.

    - Está siempre alerta para notar cualquiera de estas cuatro frases neuróticas y cada vez que vuelvas a pensarlas corrígete en voz alta de la siguiente manera. Cambia.

    "Así soy yo"... a... "Así era yo".
    "No puedo evitarlo"... a... "Puedo cambiar si lo intento seriamente".
    "Siempre he sido así"... a... "Voy a ser diferente". "Es mi naturaleza",... a... "Así creía yo que era mi naturaleza".
    Trata de concentrarte para eliminar un "Yo soy" en un día determinado.

    Si has usado el "Yo soy olvidadizo" para describirte a ti mismo, dedica el lunes para tomar conciencia de esa tendencia e intenta alterar uno o dos comportamientos olvidadizos. Igualmente si no te gusta tu "Yo soy tozudo", date un día específico para ser tolerante con las opiniones contrarias a la tuya; la cuestión es deshacerse de los "Yo soy" concentrándote en uno de ellos cada día.

    - Puedes interrumpir tu propio "Círculo de "Yo soy"" entre los puntos 3 y 4 y decidir sacarte de encima esas viejas excusas que te servían para evadirte. 

    - Encuentra algo que no has hecho nunca y dedica una tarde para esa actividad. Después de haberte sumergido durante tres horas en una actividad completamente nueva, alguna actividad que siempre habías evitado, fíjate si aún puedes usar el mismo "Yo soy," que usaste esa mañana. 

    Todos tus "Yo soy" son fórmulas aprendidas de evasión y tú puedes aprender a hacer casi cualquier cosa si así lo decides.

    ALGUNOS PENSAMIENTOS PARA TERMINAR

    No existe algo que se pueda llamar naturaleza humana. La frase está diseñada para encasillar a la gente e inventar excusas. Tú eres producto de la suma total de tus elecciones, y cada uno de los "Yo soy" que tanto cuidas, podría ser rebautizado o reetiquetado: "He escogido ser". Vuelve a la pregunta que abre este capítulo. ¿Quién eres tú? y ¿Cómo te describes a ti mismo? Piensa en algunas etiquetas deliciosas que sean completamente nuevas y no estén relacionadas en absoluto con las cosas que los demás han elegido para ti, o con las que tú habías elegido para ti hasta ahora. Esas aburridas y viejas etiquetas pueden estar impidiendo que tengas una vida tan plena como quisieras.

    Recuerda lo que dijo Merlin sobre la educación:
    "Lo mejor para la tristeza -contestó Merlin, empezando a soplar y resoplar- es aprender algo. Es lo único que no falla nunca. Puedes envejecer y sentir toda tu anatomía temblorosa; puedes permanecer durante horas por la noche escuchando el desorden de tus venas; puedes echar de menos a tu único amor; puedes ver al mundo a tu alrededor devastado por locos perversos; o saber que tu honor es pisoteado por las cloacas de inteligencias inferiores. Entonces sólo hay una cosa posible: aprender.


    Aprender por qué se mueve el mundo y lo que hace que se mueva. Es lo único que la inteligencia no puede agotar, ni alienar, que nunca la torturará, que nunca le inspirará miedo ni desconfianza y que nunca soñará con lamentar, de la que nunca se arrepentirá. Aprender es lo que te conviene.

    Mira la cantidad de cosas que puedes aprender: la ciencia pura, la única pureza que existe. Entonces puedes aprender astronomía en el espacio de una vida, historia natural en tres, literatura en seis. Y entonces después de haber agotado un millón de vidas en biología y medicina y teología y geografía e historia y economía, pues, entonces puedes empezar a hacer una rueda de carreta con la madera apropiada, o pasar cincuenta años aprendiendo a empezar a vencer a tu contrincante en esgrima. Y después de eso, puedes empezar de nuevo con las matemáticas hasta que sea tiempo de aprender a arar la tierra."

    Cualquier "Yo soy" que te impide el crecimiento es un demonio que hay que exorcisar. Y si forzosamente debes tener un "Yo soy", prueba éste a ver cómo te va. "Yo soy un "Yo soy" exorcista, y me gusta serlo."

     Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 267 Volumén 2: La Ruptura con el pasado


  • Mantras de protección: Tu Vibración Te Protege
    Además de los mantras que habitualmente se cantan en las clases de Yoga y las meditaciones (entre 60 0 70 aproximadamente), existen otros muchos mantras que en la India, Tíbel, Napal, Punjab y zonas limítrofes se entonan con múltiples propósitos y objetivos. Algunos son sumamente conocidos, como el Gayatri Mantra para la conexión con el Universo, o el Maha Mrityujaya Mantra para curar personas en situaciones límite. 
    Muchos de estos mantras proceden de los Vedas, los libros conocidos más antiguos escritos por el ser humano (hace unos 4.000 – 6.000 años), y otros tantos vienen de otros grandes libros o tratados sobre Yoga y las filosofías y religiones de aquella parte del mundo. Los temas sobre los que versan estos mantras son sumamente diversos (de hecho, puedes encontrar un mantra específico para cualquier asunto que puedas imaginar). Algunos son para adorar a las múltiples deidades del hinduismo, muchos están basados en la sanación y la curación, otros nos llevan a la abundancia material o espiritual, etc.

    Uno de los ámbitos más importantes con los que trabajar con estos mantras es el de la protección. Existen numerosos mantras únicos para la protección de uno mism@, la familia, el hogar, el clan, el país, y así sucesivamente. Estos mantras son beneficiosos para aquellos que buscan protección y tratan de eliminar los obstáculos y peligros en su vida.

    Estos mantras tienen frecuencias únicas, y son útiles en la negación de las frecuencias energéticas dañinas que aparecen en nuestra vida. Un aviso, no obstante: estos mantras son beneficiosos para derrotar las energías malignas y frecuencias nocivas, pero no deben utilizarse con fines dañinos hacia otras personas u objetos. 

    Algunos de los más populares y eficaces mantras de protección son los siguientes: 

    RAM YAM KHAM (mantra para purificar un lugar)

    OM HREEM DANDINHINMAHADANDIN MASTE  (mantra para que un enemigo huya de su casa; utilizar sólo con fines de protección y no para desear calamidades a alguien) 

    OM AGHORE AGHORE KARMA KARALE
    HUM FATT SWAHA
    NETRATRAYAAYA VAUSHAT
    OM FATT SWAHA
    ASTRAYA FATT SWAHA
    (Mantra para convertir a un enemigo en un amigo. El mantra debe ser recitado 108 veces con intensa concentración en la imagen del “enemigo”, y tiene que ser repetido durante 3 días) 

    OH HA HUM VAJRA GURU PADME SIDDHI HUMOH 
    AH MA RA NI JI VAN TI YE 
    SVAHAPÃLAYATI GRHA ARI OM 
    (Mantra para proteger la casa de los enemigos)

    SHASA ITTHA MAHAN ASYAMITRA KHADO ADBHUTAH
    NA YASYA HANYATE SAKHA NA JAYATE KADACHANA 

    (Mantra muy poderoso para obtener la victoria sobre los enemigos, compuesto hace 3.500 años)

    PALAYATI GRHASTHA ARI OM (mantra para proteger al dueño de la casa de los enemigos)

    GATE GATE PARAGATE PARASANGATE BODHI SVAHATATYATA OM MUNI MUNI 
    MAHA MUNI SHAKYAMUNIYE 
    SVAHARAM YAM KAM 
    (Mantra para equilibrar las energías del ambiente)

    OM SRI GANESHAYA NAMAJA (mantra para sobrellevar con facilidad todas las dificultades)

    OM VIJAYA GANAPATAYE NAMAHA (mantra que destruye ambientes negativos, así como enemigos externos e internos)

    OM SHREEM KAMALVASINYAIEE SWAHA (poderoso Mantra Mahalaxmi de Protección. Quien recite este mantra siempre estará libre de peligro. Siempre saldrá ganador en todo lo que haga. Las energías negativas nunca lo van a molestar)



    OM NAMO BHAGAVATE SRI VYADESHWARAYA BOOTNATHAYA 
    NASHYA NASHYA KASHTAM CHURYA CHURYA 
    MANOVANCHIT PURYA PURYA 
    OM HREEM SHREEM SRI VYADESHWARAYA NAMAH 
    (Este es un mantra de Shiva efectivo y poderoso para satisfacer los deseos más íntimos, dar protección contra las energías negativas y evitar los peligros que llegan de ellas. Se recomienda que este mantra sea recitado 11 veces temprano en la mañana después de un baño)

    OM SHOUM SHOKVINASHIBH YAM NAMAH (El canto diario de este mantra durante unos 10 minutos proporciona un inmenso alivio para los miedos, fobias y ansiedad)

    Fuente: Armonía y Yoga



  • El Gran Secreto…

    Hace muchos años, vivía en la India un sabio, de quien se decía que guardaba en un cofre encantado un gran secreto que lo hacía ser un triunfador en todos los aspectos de su vida y que, por eso, se consideraba el hombre más feliz del mundo.

    Muchos reyes, envidiosos, le ofrecían poder y dinero, y hasta le intentaron robar para obtener el cofre, pero todo era en vano. Cuanto más deseaban el cofre, más infelices eran, pues la envidia no los dejaban vivir.

    Así pasaban los años y el sabio era cada día más feliz.

    Un día llegó ante él un niño y le dijo: “Señor, al igual que tú, también quiero ser inmensamente feliz”. ¿Por qué no me enseñas que debo hacer para conseguirlo?”

    El sabio, al ver la sencillez y la pureza del niño, le dijo:

    “Te enseñaré el secreto para ser feliz. Ven conmigo y presta mucha atención.

    En realidad, son dos cofres en donde guardo el secreto para ser feliz y éstos son mi mente y mi corazón. El gran secreto no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de la vida.

    El primer paso, es saber que existe la presencia de Dios en todas las cosas de la vida, por lo tanto, debes amarlo y darle gracias por todas las cosas que tienes.

    El segundo paso, es que debes quererte a ti mismo, y todos los días al levantarte y al acostarte, debes afirmar: “yo soy importante, yo valgo, soy capaz, soy inteligente, soy cariñoso, espero mucho de mí, no hay obstáculo que no pueda vencer”. Este paso se llama: autoestima alta.

    El tercer paso, es que debes poner en práctica todo lo que dices que eres, es decir, si piensas que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres capaz, haz lo que te propones; si piensas que eres cariñoso, expresa tu cariño; si piensas que no hay obstáculos que no puedas vencer, entonces proponte metas en tu vida y lucha por ellas hasta lograrlas. Este paso se llama: motivación.

    El cuarto paso, es que no debes envidiar a nadie por lo que tiene o por lo que es, ellos alcanzaron su meta, pero tú, logra las tuyas.

    El quinto paso, es que no debes albergar en tu corazón rencor hacia nadie; ese sentimiento no te dejará ser feliz; deja que las leyes de Dios hagan justicia, tú perdona y olvida.

    El sexto paso, es que no debes tomar las cosas que no te pertenecen, recuerda que de acuerdo a las leyes de la naturaleza, si así lo hicieras mañana te quitarán algo de más valor.


    El séptimo paso, es que no debes maltratar a nadie; todos los seres del mundo tenemos derecho a que se nos respete y se nos quiera.

    Y por último, levántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre en todas las cosas el lado bueno y bonito.

    Piensa en lo afortunado que eres al tener todo lo que tienes; ayuda a los demás, sin pensar que vas a recibir nada a cambio; mira a las personas y descubre en ellas sus cualidades y dales también a ellos el secreto para ser triunfador y que de esta manera, puedan ser felices.

    Aplica estos pasos y verás qué fácil es ser feliz, porque, al final, depende de ti querer ser feliz.”

    Desconozco el autor



  • La Ruptura con el pasado
    "El pasado quedo atrás, no existe, solo vive con la energía que tu mente le da " -Julio Glockner


    Sólo los fantasmas se revuelcan en el pasado, explicándose a si mismos con descripciones basadas en sus vidas ya pasadas. Tú eres lo que eliges ser hoy en día, no lo que antes elegiste ser.

    ¿Quién eres? ¿Cómo te describes a ti mismo? Para contestar estas dos preguntas tendrás sin duda que referirte a tu propia historia, a un pasado ya vivido, pero al que sin duda sigues ligado y del que te parece difícil escaparte. ¿Cómo te describes a ti mismo? Son pequeñas etiquetas muy ordenaditas que has ido acumulando durante toda la vida? Tienes acaso un cajón lleno de autodefiniciones que usas regularmente? Algunas de ellas pueden ser tan grandilocuentes como: Yo soy una persona muy nerviosa; soy tímido; soy perezoso; no tengo oído musical; soy torpe; soy muy olvidadizo, y todo un catálogo de cosas que eres y que usas. Sin duda tienes también una serie de "Soy" positivos como: soy muy cariñoso; soy amable; y juego bien al bridge. No hablaremos de ellos aquí ya que el propósito de este capítulo es de ayudarte a crecer y desarrollarte más que aplaudirte por las actividades en las que estás operando eficientemente.

    Las autodefiniciones no son inadecuadas por naturaleza, pero pueden ser usadas de forma perjudicial. El hecho mismo de etiquetar puede ser un impedimento para el desarrollo de la personalidad. Es fácil usar la etiqueta como excusa para seguir igual. Sren Kirkegaard escribió: "Si me clasificas (o me etiquetas), me niegas". Cuando el individuo tiene que estar a la altura de la etiqueta que lo clasifica, el ser deja de existir.

    Y pasa lo mismo con las autoclasificaciones. Es muy probable que al identificarte con tus etiquetas clasificadoras te estés negando a ti mismo, en vez de aprovechar tu propio potencial de crecimiento.
    Todas las autoclasificaciones proceden del pasado histórico del individuo. Pero el pasado, como dijo Carl Sandbug en Prairie, "es un cubo lleno de cenizas".

    Trata de averiguar hasta qué punto estás encadenado a tu pasado. Todos los "Yo soy" autodestructivos provienen de estas cuatro frases neuróticas:

    (1) "Así soy yo."
    (2) "Yo siempre he sido así."
    (3) "No puedo evitarlo."
    (4) "Es mi carácter."

    Ahí están todas en un paquetito. Las trabas que te impiden crecer, cambiar y hacer tu vida (desde este momento en adelante, que es la única vida que tienes) nueva, estimulante y llena de momentos presentes plenos y felices.

    Conozco a una abuela que, todos los domingos cuando recibe en su casa a su familia para comer, decide cuánto va a comer exactamente cada persona y deliberadamente calcula las porciones que pone en cada plato de acuerdo con sus propias especificaciones. A cada persona le da dos pedazos de carne, una cucharada de guisantes, unas patatas y así con todo. Cuando le preguntan: "¿Por qué haces eso?", contesta diciendo, "Oh, siempre he sido así", ¿Por qué? Porque "Así soy yo".

    La razón del comportamiento de la abuela procede de ; su propia etiqueta que a su vez procede de un pasado en el que siempre se ha comportado de esa manera.

    Hay personas que usan las cuatro frases a la vez cuando se cuestionan sus comportamientos. Si le preguntas a alguien por qué se perturba tanto al oír hablar de accidentes, puede que te responda: "Oh, así soy yo, siempre he sido así, realmente no puedo evitarlo, es mi carácter,". Las cuatro a la vez, todas y cada una le sirven para explicar por qué nunca será diferente ni considerará la posibilidad de cambiar.

    Tus "Yo soy", que describen un comportamiento autoneutralizador se remontan a algo que aprendiste en el pasado. Y cada vez que usas una de estas cuatro frases i lo que realmente estás diciendo es: "Pienso seguir siendo lo que he sido siempre".

    Puedes empezar a deshacer los nudos que te atan al pasado y eliminar las inútiles frases que se dicen para seguir siendo lo que siempre has sido.

    He aquí una típica lista de "yo soy" que podría incluirse en tu autorretrato.

    Yo soy tímida Yo soy perezoso Yo soy apocado
    Yo soy asustadizo Yo soy desordenada Yo soy nervioso
    Yo soy olvidadizo Yo soy pésima para la mecánica
    Yo soy malo para las matemáticas Yo soy un solitario Yo soy frígida
    Yo soy aburrido Yo soy una pésima cocinera Yo soy malo para la gramática
    Yo soy de los que se cansan muy pronto Yo soy enfermizo Yo soy tosco
    Yo soy proclive a los accidentes Yo soy corto de genio Yo soy hostil
    Yo soy solemne Yo soy apática Yo soy gorda Yo soy negado para la música
    Yo soy fatal para el deporte Yo soy torpe Yo soy porfiada Yo soy inmadura
    Yo soy meticulosa Yo soy descuidado Yo soy vengativo Yo soy irresponsable
    Yo soy de los que se angustian fácilmente.


    Es muy probable que te hayas topado con varias de estas frases o que quizás estés haciendo tu propia lista. De lo que se trata no es de qué etiquetas escoges, sino del hecho que escojas ponerte en las etiquetas. Si auténticamente estás satisfecho de alguno de los "Yo soy", déjalo estar, pero si reconoces que algunos de estos "Yo soy" u otros que hayas podido recordar se te atraviesan en el camino entorpeciendo tu vida, quiere decir que ha llegado el momento de hacer unos cambios. Empecemos por comprender el origen de los "Yo soy".

    La gente quiere ponerte etiquetas, quiere encasillarte en cierto tipo de categorías que le resultan cómodas. Así es más fácil. D. H. Lawrence nos demuestra lo insensato que resulta este proceso de clasificación en su poema 2 ¿Qué es él?

    -¿Qué es él?
    -Un hombre, por supuesto.
    -Sí, pero ¿qué hace?
    -Vive y es un hombre.
    -¡Oh, por supuesto! Pero debe trabajar. Tiene que tener una ocupación de alguna especie.
    -¿Por qué?
    -Porque obviamente no pertenece a las clases acomodadas.
    -No lo sé. Pero tiene mucho tiempo. Y hace unas sillas muy bonitas.
    -¡Ahí está entonces! Es ebanista.
    -¡No, no!
    -En todo caso, carpintero y ensamblador.
    -No, en absoluto.
    -Pero si tú lo dijiste.
    -¿Qué dije yo?
    -Que hacía sillas y que era carpintero y ebanista.
    -Yo dije que hacía sillas pero no dije que fuera carpintero.
    -Muy bien, entonces es un aficionado.
    -¡Quizá! ¿Dirías tú que un tordo es un flautista profesional o un aficionado?
    -Yo diría que es un pájaro simplemente.
    -Y yo digo que es sólo un hombre.
    -¡Está bien! Siempre te ha gustado hacer juegos de palabras. 

    Continuará...

     Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 267 Volumén 2: La Ruptura con el pasado


  • Horóscopo de la semana (14 al 20 de Septiembre 2014)
    Por Adela Ferrer

    ARIES Buena racha, desde el punto de vista profesional. Afianzaréis la posición y os brindarán oportunidad para asumir un atractivo reto. Ponderad vuestro papel y no perdáis el contacto con el suelo. Tono vital, alto. De dinero, más que suficiente. Y con la pareja, manejaréis aparatos electrónicos de última generación. Pantalla táctil. 
    Amor, 4. Salud, 4. Dinero, 4.

    TAURO Conviene distinguir entre karma y tozudez. Aclarado esto, no sigáis por el mismo camino, cambiad de rumbo: la elasticidad, a la hora de ejercer el poder, os dará una visión más amplia; y la nueva actitud repercutirá positivamente en los demás aspectos de la vida. La pareja, deliciosa. Y la salud, impecable. Allá vamos. 
    Amor, 4. Salud, 5. Dinero, 3.

    GÉMINIS Menos chatear y más verse la cara, que es por donde asoma el alma. No huyáis del compromiso, solo tenéis que dejar claro vuestra intención. Como gozaréis de sobrada energía, os emplearéis a fondo en el ejercicio físico. De dinero, el justo para cubrir gastos. Y en la faena, desempeñaréis tareas diferentes. En la mirada.
    Amor, 3. Salud, 4. Dinero, 3.

    CÁNCER El momento presente, eso es lo que hay que valorar (y disfrutar). Y no enrocarse en el deseo o el capricho. La ambición necesita echar raíces, en vez de cazar nubes. Respecto a la salud, cuidad el hígado y desintoxicad el organismo. De dinero, a las mil maravillas. Y con la pareja, las cartas, boca arriba. El indicativo. 
    Amor, 3. Salud, 3. Dinero, 5.

    LEO El apoyo de la familia será decisivo: es el respaldo justo que necesitáis para sacar adelante un proyecto profesional. También la pareja os dará su aliento (y mucho más), conque no la dejéis de lado y prestadle la atención que se merece. Y en cuanto a la salud, el ejercicio psicofísico obrará milagros. Respiración abdominal. 
    Amor, 4. Salud, 4. Dinero, 4.

    VIRGO Os sentiréis con las manos libres, es decir, con la posibilidad de no tener que contar, en todo momento, con los superiores jerárquicos. Además de un alivio, será ocasión especial para demostrar vuestra valía profesional. Con la pareja, veladas en plan romanticón. Y respecto a dinero, liquidez, dentro de muy poco. Está al caer. 
    Amor, 4. Salud, 4. Dinero, 3.

    LIBRA Ante todo, buscad la claridad y no os dejéis atrapar por la madeja de enredos y trapisondas. Los asuntos familiares exigen sensatez y delicadeza. El tono vital, excelente. Con la pareja descubriréis nuevos aires y rincones naturales. Dinero, el justo para pasar. Y en el trabajo, la discreción como tarjeta. Un punto de elegancia. 
    Amor, 4. Salud, 5. Dinero, 3.

    ESCORPIO Semana en la que cada cosa irá por su carril. Actuad con suavidad, sin estridencias: no forcéis nada, porque todo acabará acomodándose en su lugar. La pareja os sorprenderá a cada paso (¡aún esconde tesoros ocultos!). De dinero, más que suficiente. En el trabajo, faena a raudales. Y la salud, magnífica. Pleeeeno.
    Amor, 4. Salud, 4. Dinero, 4.

    SAGITARIO Dispondréis de mayor energía; eso sí, continuad la recuperación y no os lancéis a realizar mil tareas, porque todavía andaréis un poco pachuchos. En cuanto a dinero, no tendréis motivos de preocupación. En la faena, cambios a última hora, que no deben alteraros. Y con la pareja, lecturas intrigantes. Novela negra.
    Amor, 4. Salud, 3. Dinero, 4.

    CAPRICORNIO Si aceptáis cambiar de ritmo, todo funcionará mejor. Pensad que no siempre podéis saliros con la vuestra (a veces, se sale y otras, se entra). Descansad y acoplaros al curso que marquen los hechos. La pareja, que estará encantadora, os mimará hasta la saciedad. Y de dinero, caerá con cuentagotas. Cambio de ciclo.

    Amor, 4. Salud, 2. Dinero, 3.

    ACUARIO Cuando uno mira atrás y ve el recorrido, ahí encuentra la huella del ser. Uno es lo que ha vivido. Por lo tanto, aceptad lo que sois y compartidlo con la pareja, que flotará de hermosura. Buen ambiente familiar. La salud, magnífica. En el trabajo, aumentará vuestro prestigio. Y de dinero, regular regulín. El currículum currito. 
    Amor, 5. Salud, 4. Dinero, 3.

    PISCIS La sensación de sentiros vivos, de vibrar de emoción sin motivo aparente, la alegría de ser humanos, eso no os lo puede robar ningún cretino, sea jefe de sección o ministro de trabajo. Con la pareja, mil travesuras y diversión asegurada. Aunque dinero no os sobrará. Y en cuanto a la salud, energía a borbotones. Zumo vital. 
    Amor, 4. Salud, 5. Dinero, 3.